SABINAS, COAH.- Familia, salud y felicidad, son motivos suficientes para que Tere Velásquez agradezca a Dios por un año más de vida que le regaló al lado de sus seres queridos.
Que Dios la siga bendiciendo por siempre, fueron los buenos deseos desde temprana hora por parte de sus hijas Dulce y Cindy, así como de su hijo Iván Velásquez, quien le organizo animado convivio para festejarla como ella se merece.
Muchas felicidades, regalos y bendiciones recibió la cumpleañera por parte de sus seres queridos, quienes no dejaron pasar desapercibido su onomástico.