Es argentino pero vive en San Luis Potosí y tiene 29 años.

Hace varios días los usuarios de redes sociales lanzaron sus alertas para buscar a un despachador de gasolina cuyas fotografías circularon ampliamente por internet.

Bueno, Las plegarias fueron atendidas y Franco Damián Valentini, de 29 años, apareció en San Luis Potosí. Se trata de un empleado de la Gasolinera Carlo Magno, originario de Argentina.

Pero ni se apunten porque ‘Franky’ está casado y vive con su esposa e hijo. Y aunque primero trabajaba en un casino, se quedó sin empleo cuando cerraron el local y decidió llegar a la gasolinera para apoyar con los gastos del hogar.

Aunque sus imágenes han recorrido medio Internet, él considera que sigue siendo el mismo, pues asiste a trabajar y nada más. Aún mejor, ante la pregunta de qué le parecía haber sido descubierto por un hombre, Franco piensa que “no importa el género, ya que todos somos iguales”.