Frontera.-Será ante el INAH donde se tramiten los permisos de remodelación de la Mutualista Miguel Blanco, por ser un edificio histórico que data de 1905 y se deben de cumplir una serie de requisitos en los que es indispensable que para hacerle mejoras se garantice que el frente seguirá siendo el mismo.

Lo anterior lo detalló el director de Obras Públicas municipales Ricardo Góngora, quien detalló que a pesar de que el municipio procedió a la suspensión de la obra que se realizaba tres semanas atrás, dado las condiciones de inseguridad que se tenían y sobre todo a la falta de permisos.

Explicó que con el Ayuntamiento no habrá problema para levantar la suspensión de obra, pero siempre y cuando los que realizan los trabajos o en su defecto el dueño del inmueble presente los documentos con los que acredite que ya están autorizados por el INAH, caso contrario seguirá la suspensión.

Recordó que fue el pasado 24 de octubre cuando los inspectores del departamento a su cargo procedieron a la suspensión de los trabajos de remodelación que se realizan en el sitio por carecer de permisos.

Explicó que se ordenó incluso el retiro del material que había sobre el costado izquierdo de la mutualista porque representa un riesgo para los peatones, pero fuera de eso ya no hay movilidad alguna en el sitio.