Fuerza Coahuila solo repelió la agresión

SABINAS, COAH.- El joven que fue abatido a balazos la tarde del jueves en el barrio La Gloria traía consigo un arma de fuego calibre 40 y un envoltorio con enervante.
Así lo expresó Ulises Ramírez Guillén, delegado de la PGJE en esta región Carbonífera.
El entrevistado mencionó que según el informe que realizó Fuerza Coahuila, señalan que al realizar un rondín de vigilancia se percataron de la presencia de una unidad Ford Explorer de color rojo, la cual era conducida por el ahora occiso.
Los elementos de Fuerza Coahuila le marcaron el alto y el ciudadano no obedeció a las señales, por lo que el ahora occiso comenzó a realizar detonaciones en contra de la unidad policíaca, iniciando una persecución por las calles Aldama y Zamora.
El gatillero abatido realizó una maniobra, por lo que retornó nuevamente, quedando de frente a los policías, volviendo a disparar en contra de los uniformados.
Los oficiales durante el riesgo que corrían y el mismo peligro para la ciudadanía, repelieron la agresión para el efecto de disuadir al agresor.
Minutos después, el gatillero detuvo su marcha, por lo que los elementos de Fuerza Coahuila le hicieron señales para que saliera de la unidad, percatándose que esta persona se encontraba con una lesión de arma de fuego, quedando herido. Al lugar arribaron los paramédicos de Cruz Roja, pero ya no pudieron hacer nada por salvarle la vida al jovencito.