Chris Boswell, convirtió un gol de campo justo cuando el tiempo se agotaba y los Steelers de Pittsburgh lograron otra meritoria remontada, para superar este lunes 23-20 a los Bengals de Cincinnati. Antonio Brown logró el touchdown que significó el empate, con una recepción de seis yardas pese a recibir un duro golpe mientras caía en la zona prometida.

Los Steelers (10-2) perdían por 17-0 en el comienzo del encuentro pero prolongaron su mejor inicio de campaña desde 2004, en un partido sumamente rudo que incluyó dos lesiones escalofriantes. La anotación de Brown igualó el marcador 20-20 con 3:51 minutos por jugarse.

El gol de campo de 38 yardas por parte de Boswell fue su segundo que ha significado la victoria en dos encuentros consecutivos.

Los Bengals (5-7) simplemente no encuentran la manera de vencer a sus rivales del Río Ohio, ni siquiera en un duelo en que tomaron una ventaja clara al comienzo.

Han perdido seis compromisos seguidos frente a Pittsburgh, incluido el que los Steelers ganaron por 18-16 en el Paul Brown Stadium, en una cita de postemporada en que Cincinnati se derrumbó de forma increíble.