Cd. de México.- El Instituto Nacional Electoral (INE) ofreció un banquete a los 300 niños que tomaron protesta ayer como diputados infantiles. Para la realización de lo que el consejero presidente del Instituto, Lorenzo Córdova, denominó como una pachanga democrática se contrató equipo de luz y sonido, meseros, al cuentacuentos Mario Iván Martínez y se repartieron dulces y regalos. Además, en la explanada de la sede del árbitro electoral se colocó una carpa gigante, una alfombra, dos pantallas gigantes de alta definición, un templete y mesas separadas por cada una de las entidades de origen de los infantes. Al ser consultados, personal de El Mundo es Tuyo, empresa encargada de organizar el evento, indicó que la comida consistió en tres entradas que, en conjunto, tuvieron un costo aproximado de 200 pesos, por lo que el INE gastó al menos 60 mil pesos en ese aspecto.