Google suspende anuncios políticos en Estados Unidos

Google no difundirá anuncios políticos hasta que Donald Trump haya dejado la Presidencia de Estados Unidos

PUBLICIDAD

El gigante tecnológico Google dio a conocer que, luego de la toma del Capitolio por simpatizantes de Donald Trump, no difundirá anuncios políticos en ninguna de sus plataformas, al menos hasta que Joe Biden jure como presidente de Estados Unidos el próximo 20 de enero.

Google ya comunicó su decisión a todos sus anunciantes a través de un correo electrónico, donde se señala que toman la medida “después de los sucesos sin precedentes de la semana pasada y antes de la próxima inauguración presidencial”, cuando Donald Trump debe entregar el poder a Joe Biden.

“Google detendrá temporalmente todos los anuncios políticos, además de cualquier anuncio que haga referencia al juicio político (al presidente Donald Trump), la toma de posesión o las protestas en el Capitolio”.Google

Google ya había suspendido anuncios políticos en Estados Unidos

De acuerdo con la agencia de noticias Reuters, Google prohibió los anuncios políticos en sus plataformas desde el cierre de las urnas el pasado 3 de noviembre y hasta el 10 de diciembre.

Esta medida tuvo como fin evitar la desinformación y divulgación de noticias falsas en torno al resultado de la elección en Estados Unidos, calificada como fraudulenta por el perdedor Donald Trump y sus simpatizantes.

Facebook, otro de los grandes de la tecnología en Estados Unidos, también vetó anuncios políticos tras las elecciones de noviembre y solo permitió publicidad para la elección del Senado en Georgia a principios de este enero.

La crispación por el resultado de la elección subió de tono y llegó a su punto máximo el pasado 6 de enero, el día en que el Congreso de Estados Unidos se reunió para avalar la elección en la que Joe Biden resultó vencedor.

Ese día, Donald Trump encabezó un mitin ante cientos de miles de sus seguidores, en el que insistió en el fraude electoral y calentó los ánimos entre la multitud. Como resultado, cientos de ellos ingresaron al Capitolio, en una escena que le dio la vuelta al mundo.