Grafiti: ¿Arte o vandalismo?

Hace tiempo, sacamos un proyecto que se llamaba Mexicolor, donde pintamos en algunas colonias populares a Frida Kahlo, Cantinflas, Chespirito, José Alfredo Jiménez. Con esto queremos que la gente se dé cuenta que en el grafiti hay talento.
PUBLICIDAD

Hace algunos días se llevó a cabo un concurso de grafftis en nuestra ciudad. Al tener la oportunidad de hablar con “Efeck Roberto” fundador de FB10, uno de los crews de grafiti más grandes de la ciudad, nos enteramos más sobre esta práctica que es una actividad social que marca nuestra cultura. La aceptación de estas prácticas se está logrando de poco a poco.

Te puede interesar: Olvida a su bebé en el auto por ir a desayunar con sus amigas

Podemos ver grafitis en distintos puntos de la ciudad, casi siempre con escenarios que representan algo importante sobre Monclova. Vamos a abrir nuestros ojos y mente a estos colores que, lo único que buscan es expresarse.

Efeck Roberto para La Voz: ¿De qué va este concurso?
Se hizo una convocatoria, es la tercera vez que se realiza este concurso. La primera vez se hizo un taller, la segunda vez una exposición, esta vez quisimos manejarlo como concurso. Queremos que la gente lo vea como la esencia, así fue como inició el grafiti, muchos catalogan el grafiti como arte, otros como vandalismo. Depende de la perspectiva de cada persona. Hay algunos que sí les gusta, otros que no. Quisimos mantener eso, la esencia de cómo empezó. Se hizo la convocatoria por redes. Si hubo mucha gente que preguntó, pero se nota que hay un temor de acercarse porque no saben por parte de quién viene el apoyo, no confían.

La mejor bomba
Se le llama bomba a hacer una letras gordas, es el término que se utiliza para ese tipo de grafiti, por lo regular son letras de dos colores, rápidas, por eso ahorita otorgamos tiempos, simulando que estás pintando de noche. Por eso les dimos tiempos, les explicamos, para que la gente también vea que hay profesionalismo en esto, hay dedicación. A lo mejor esto no es muy similar a las pintas nocturnas, ahí hay adrenalina y peligro. Quisimos traer todo eso aquí, quisimos decirle a la gente que también organizando eventos se puede traer talento “vandálico”


Se apuntaron cerca de 12 participantes, pero llegaron solo 8, fueron los que concursaron. Los manejamos en dos rondas, cuatro y cuatro, hubo cuatro espacios, pasaron dos de cada ronda, al final participaron 4 para llevarse primero y segundo lugar. Hubo un empate en el segundo lugar.

¿Qué se calificó?
Primero que se haya respetado el tiempo, la limpieza, el profesionalismo de cada letra, que el relleno sea uniforme, el online que es lo que te ayuda a darle más estética a la bomba. Que la letra sea gorda, la esencia. Que no se chorree la pintura.

El grafiti como parte de nuestra identidad cultural y apoyo al crecimiento de la conciencia social colectiva.

 

Algo de historia del grafiti
No se relaciona ya con grafiti ilegal, a lo mejor antes sí. Pintar algo sin permiso, pero esto ya tiene desde finales de los 70’s, entonces ya ha evolucionado demasiado, que hasta se ve en galerías, lo venden ya en cuadros, donde he visto que están muy elevados los precios. Entonces queremos acercar a toda esa gente, a que busquen alguna oportunidad, porque nosotros la hemos tenido y queremos demostrar que ellos también la pueden tener.

 

¿Cómo se llama ese colectivo que busca abrir puertas al graffiti?
Mira, nosotros somos un grupo que empezó en el sur de la ciudad. Se conformó al principio de 10 integrantes. El nombre es FB10, por “Fat Boombs” bomba gorda y 10 porque fuimos 10 en ese momento y así se creó el grupo. El grupo se creó hace 13 años, este marzo cumplimos los 13.

Empezamos a pintar y pintar por muchos lados hasta que nos decidimos a buscar proyectos. Al principio nos eran negados porque no era bien visto, pero fuimos tocando puertas hasta que nos fue viendo más gente.
Durante el concurso gran cantidad de público se acercó a apreciar lo que los chavos estaban rayando en los cuadros de madera que dispusieron para realizar el concurso. El tiempo que tenían para realizar cada “Fat Boomb” era de aproximadamente 4 minutos, rayaban la pared uno sobre otro, era un trabajo muy fuerte bajo presión.
De entre 9 concursantes pasaron a la final solo 4: Dasek, Brae, Tocke, Kmit, ganando la competencia en primer lugar: Kmit, y un empate del segundo lugar de Dasek y Brae. Los premios consistían en latas de pintura para seguir apoyando su trabajo haciendo grafitis.