Gritó que “nadie la amaba” hasta que hizo aterrizar el avión

Este suceso se dio en un vuelo hacia Nueva York donde la implicada hizo muchas locuras por estar en estado de ebriedad

Estados Unidos.-Un vuelo de JetBlue en Nueva York tuvo que ser desviado a Washington, DC  cuando una mujer aparentemente borracha “coqueteó” tocando la cabeza de un compañero de viaje, maldijo a los demás en el avión, arrojó bocadillos, se rompió las esposas y lloró mientras gritaba que “nadie la amaba”, según documentos judiciales.

Robin Dorothy Ducore, quien según otros informes publicados es de Nueva York, fue arrestada después del ataque en el aire en el vuelo desde la República Dominicana al aeropuerto internacional John F. Kennedy el 29 de julio que obligó a más de 100 pasajeros a bajar en Washington, de acuerdo con una declaración jurada esta semana.

Según la declaración, Ducore pidió dos copas de vino blanco a una azafata durante el servicio de bebidas. Ella bebió ambas copas, luego pidió otras dos poco después, consumiendo las cuatro copas en aproximadamente 90 minutos.

Cuando el asistente la interrumpió, Ducore comenzó a maldecir y a hablar en voz alta, según la declaración. El asistente se dio cuenta de que estaba tocando a un pasajero masculino junto a ella, que parecía estar incómodo, según informa el portal NBC New York.

Después, de acuerdo con el documento, el asistente movió al compañero de viaje, un movimiento que enojó a Ducore. Luego, un médico se ofreció a sentarse al lado de la mujer y tardó unos cinco minutos en decirle al asistente  “no voy a sentarme a lado  de esa psicótica”.

De acuerdo a las fuentes, el doctor le dijo a los investigadores que Ducore la abrazó y lloró sobre un miembro de la familia durante esos cinco minutos. Pero dijo que los abrazos de Ducore eran tan apretados que estaba preocupado por que se heriera y decidió volver a su asiento.

Fue entonces cuando el médico, que más tarde dijo que la mujer estaba actuando “como un animal enjaulado”, dijo que Ducore gritó “¡déjame como todos se van!”, Maldijo y pateó la silla frente a ella.

Los asistentes de vuelo trataron de darle a Ducore bocadillos adicionales y una botella de agua para ayudarla a calmarse, según la declaración. Pero el pasajero presuntamente inconsolable arrojó la botella de agua y la comida a través del avión.

Después de eso, los asistentes decidieron restringir a la mujer con esposas de plástico. Inicialmente se resistió, pero luego cedió. Ella maldijo, dijo “odio mi vida” y “nadie me ama” y les pidió a todos que se fueran.

Se las arregló para salir de las esposas después de unos cinco minutos, llamó a un asistente de vuelo y le dio una patada en la pierna.Después de eso, otra azafata pudo hacerla calmarse y volver a contenerla, según el documento.

La tripulación decidió entonces que para la seguridad de los pasajeros, el vuelo debía ser desviado al aeropuerto internacional de Washington Dulles. De acuerdo con la declaración jurada, la mujer se desmayó durante los últimos 20 minutos del vuelo, pero decidieron aterrizar en Washington de todos modos.

Según la declaración jurada, 144 pasajeros estaban en el vuelo. JetBlue emitió a cada pasajero a bordo del avión un bono de 150 dólares.

Ducore está acusado de interferir con una tripulación de vuelo. Ella enfrenta hasta 20 años tras las rejas si es declarada culpable de la ofensa federal, y se espera que comparezca ante el tribunal en Virginia el viernes. Un abogado de la mujer dijo que estaba borracha antes de subir a bordo.