Guadalupe “El Coreano” Corral Sigue siendo un campeón bajo el ring

Sale adelante después de un trágico accidente en casa

Su familia le brinda el apoyo para que salga adelante.
PUBLICIDAD

El ex boxeador de Monclova, Coahuila, criado en la colonia Hipódromo donde desde pequeño realizaba diferentes empleos, uno de ellos era bolear zapatos, Guadalupe Corral sigue demostrando hoy en día ser un campeón debajo del ring, en un camino difícil que le puso la vida no ha dejado sus guantes para seguir peleando por salir adelante.

Su sueño de ser un boxeador grande se derrumbó hace 13 años, cuando tuvo una caída en su casa, lo cual le provocó una lesión en la médula y cervicales. La cual le impidió volver a caminar.

Hace más de 10 diez años, Guadalupe era una promesa que pintaba para mundialista, brillaba sobre los cuadriláteros y ahora sigue saliendo adelante con el apoyo y amor de toda su familia.

Sus inicios fueron por el año 2000, llegó al mundo del boxeo por qué desde joven trabajaba boleando zapatos, pero los más grandes le arrebataban su dinero que con tanto esfuerzo obtenía. Fue un día que consultó con un amigo como podría defenderse, su amigo era boxeador y los invitó a que entrenara para poder defenderse.

Los amantes del boxeo le siguen reconociendo sus buenos años.

¿Dónde iniciaste en el mundo del boxeo?

Yo desde joven inicié a boxear en el gimnasio de Juan “La Marsopa” él fue quien me enseñó todo para poder ser un buen contendiente en el cuadrilátero.

 

¿Cómo fue tu inicio y que estrategia tenías?

Aprendí primero a saber caminar sobre el ring, tiraba jab, la estrategia que funcionó era ir adelante y golpear duro en la cara, para tumbar a los otros boxeadores.

Mientras el llegó al boxeo para practicarlo como una defensa personal, en su primera pelea despuntó, convirtiéndose en una figura amateur, para después debutar en lo profesional, cuentan quienes lo vieron pelear que tenía un buen gancho, que era muy aguerrido y centrado en lo que hacía, inclusive lo miraban como un futuro campeón mundial.

 

¿Quién era tu icono a seguir?

Admiraba al boxeador Benito “El Asesino” Quiroz, compartí cartelera con él en una de las carteleras grandes en Plaza de Toros San Buenaventura, después de pelear ahí, estuve en primera fila viendo la pelea del Benito, tenía una pegada muy fuerte, por eso lo admiraba.

“Él era un boxeador aguerrido muy serio, era espectacular verlo sobre el ring, recuerdo aquel domingo en que presentaban a Guadalupe, un domingo en Frontera Coahuila, se enfrentó en contra de la Pantera a quien le ganó el campeonato estatal”, dijo su amigo de cuadrilátero Raúl “El Chino” Moreno.

“Recuerdo a un buen peleador, muy fajado de un estilo zurdo que siempre iba para adelante, no se daba por vencido, lamentablemente cuando tuvo su accidente fue en su fase de brincar a ser campeón nacional, nos cayó de sorpresa cuando tuvo su accidente, yo lo estuve visitando y le propuse esto, él con mucha actitud me dijo que si, él no piensa que está mal seguir disfrutando la vida, agradezco a los que pudieron venir, a la gente de Múzquiz y Salvador Gym por hacer posible esto para nuestro amigo” así lo recuerda y agradece Javier “Cachorro” Padilla.

 

La pelea más dura de Guadalupe Corral

A la edad de 26 años de edad a Guadalupe le llegó el combate más complicado, un trágico accidente lo dejó al borde de entre la vida y la muerte, fue trasladado a Monterrey donde logró seguir adelante.

Actualmente a sus 39 años, toda la familia se encarga de cuidarlo, el diario es salir de su cama, a la silla de ruedas, él no deja de pelear en la vida y sigue luchando bajo el cuadrilátero.

“Fue muy difícil saber que no regresaría al cuadrilátero, quiero agradecer a Javier y Francisco Padilla, grandes amigos del deporte, el que me hayan hecho esta función donde me hicieron recordar muchas cosas, ver a todos los jovencitos, que le echa muchas ganas, a todos los que pudieron asistir les agradezco”, muy feliz estuvo desde abajo del ring Guadalupe “Coreano” Corral.