Guerreros de Oaxaca regresan a la Serie del Rey.

Los bélicos vencen 8-4 en el sexto juego a los Diablos Rojos del México para coronarse campeones de la Zona Sur

CIUDAD DE MÉXICO.- A 20  años de su único título, los Guerreros de Oaxaca parecen estar recreando aquel 1998. Julián Ornelas se convirtió en el Nelson Barrera al producir cuatro grandes carreras y los Guerreros vencieron 8-4 a los Diablos Rojos del México para coronarse campeones de la Zona Sur.

A partir del martes 2 de octubre, Oaxaca se enfrentará a Sultanes de Monterrey en la segunda final de su historia.

Nelson Barrera (QEPD), quien jugó antes para Diablos, dio un jonrón de tres carreras que guío a los Guerreros a vencer a los Diablos en una serie de playoffs en 1998. A la postre vencieron a Sultanes, y a Acereros de Monclova en la final para conseguir su único campeonato.

Ornelas, con el juego empatado 3-3  en la sexta, dio un doblete que trajó las dos carreras de la ventaja que ya nunca perdió Oaxaca. En la séptima dio sencillo con dos outs que trajo un par de carreras más.

Erick Castillas tuvo un gran relevo. El tapatío de 21 años entró en la sexta entrada con las carreras del empate y la ventaja para Diablos, y ponchó David Vidal y Luís Jiménez, tercer y cuarto bat de Diablos, para salir del problemas.

Oaxaca fue quinto lugar de la Zona y avanzó hasta la final tras vencer a Bravos de León en el juego de eliminación, además de Leones y Yucatán en siete encuentros en la primera serie.

Diablos liga cinco torneos seguidos sin avanzar a la Serie Final. Probablemente se trató del último juego de los escarlatas en el Estadio Fray Nano, ya que está programado que, a partir de 2019, juegen en el estadio que construyen el a Ciudad Deportiva de la Magdalena Mixhuca.

El capitalino Iván Terrazas, nacido en la Ciudad de México y capitán del equipo fue el último bateador.