Hallan ‘calaca’ dentro del río

Los peritos de la Fiscalía General del Estado determinaron que el infortunado tenía alrededor de 15 días de haber fallecido, debido que dentro del cráneo aún había restos de masa encefálica.

PUBLICIDAD

Un cráneo humano fue encontrado dentro del río Monclova por unos primos que merodeaban por el lugar. El macabro hallazgo movilizó a las autoridades hasta las calles de la colonia Héroes del 47.

Fue al filo de las 11:00 horas cuando Rogelio Campos, se comunicó al 911 para reportar el macabro descubrimiento que su sobrino había realizado.

Jesús Alberto Marentes Guajardo y su primo, Mario Alberto Ibarra Guajardo, ambos de 27 años de edad, salieron de su hogar marcado con el número 668 de la calle Álamo.

Tras internarse entre la maleza del río para ‘matar’ el aburrimiento, los hombres hallaron en el río algo raro en el agua.

Al acercarse, detectaron que se trataba de un cráneo, hecho por el cual, Mario Alberto tomó un carrizo y llevó los restos humanos hasta unas tapias ubicadas en el patio de su vivienda.

De inmediato, elementos de la Agencia de investigación Criminal y oficiales de la Policía Municipal acudieron hasta el lugar para tomar conocimiento del hecho.

El cráneo quedó a un lado de una jaula de un gallo, las autoridades solicitaron el apoyo del personal de Servicios Periciales de la Fiscalía General del Estado, quienes arribaron en compañía del médico legista.

Los especialistas examinaron el cráneo y determinaron, gracias a las condiciones en las que se encontraba, que el infortunado tenía alrededor de 15 días de haber fallecido, debido que este aún tenía restos de masa encefálica.

Las autoridades se internaron en el río junto con Jesús, quien los llevó hasta donde encontró la osamenta, siendo un par de tenis en color rojo cerca del lugar.

Los tenis fueron asegurados por las autoridades, los peritos los recolectaron junto con el cráneo como evidencia del caso. Así mismo, la Policía indicó que no contaba con la pesquisa de alguna persona desaparecida. El cráneo sería examinado para esclarecer si la víctima murió de manera violenta.