Hallan muerto a quincuagenario

El cuerpo de Gustavo presentaba avanzado estado de descomposición, su hijo indicó que la última vez que lo vio fue el pasado 5 de Abril

El área fue acordonada por las autoridades.
PUBLICIDAD

El cuerpo de un hombre en avanzado estado de descomposición fue localizado al interior de su vivienda, luego que sus vecinos de la colonia Héroes del 47 reportaran desagradables olores proviniendo de su domicilio.

Fueron los fétidos olores los que alertaron a los vecinos.

El hoy occiso fue identificado como Gustavo Raymundo Romo Velázquez, quien contaba con 58 años de edad, y vivía solo en su domicilio marcado con el número 611 de la calle Purísima, entre el bulevar San José y la calle Álamo.
El hallazgo se realizó al filo de las 13:00 horas cuando los vecinos de Gustavo comenzaron a percibir desagradables olores provenientes de la casa de Romo Velázquez, por lo que de inmediato pidieron el apoyo de la Policía pues temían lo peor al dejar de verlo por varios días.

También lee: Llega Covid a Castaños

Elementos preventivos acudieron al sitio y tras confirmar que Gustavo se encontraba sin vida y en avanzado estado de descomposición dieron parte a los detectives de la Agencia de Investigación Criminal, quienes acordonaron el área.
Fue el hijo del infortunado, José Pedro Romo Sánchez, quien detalló que la última vez que vio a su padre fue el pasado domingo 5 de Abril, asegurando que los únicos malestares que presentaba eran dolores de cabeza a consecuencia de accidente que sufrió en el pasado.

El hijo de Gustavo se entrevistó con los detectives.

En el lugar fue requerido el personal de Servicios Periciales, quienes al igual que los detectives de la Agencia de Investigación Criminal, ingresaron al domicilio usando trajes especiales, al igual que cubre bocas y guantes.
Tras examinar el cuerpo, el cual ya estaba en avanzado estado de descomposición, se descartó que presentara huellas de violencia, por lo que se determinó que Gustavo murió por causas naturales.

El cuerpo fue llevado al anfiteatro por personal de una funeraria de la localidad, donde sería sometido a los tramites de rigor y posteriormente, sus familiares le darían cristiana sepultura.