Castaños.- “Que hagan algo, la Directora esta negada, Félix Alejandro está igual no quieren actuar, mi hijo ya está en terapias porque se comprobó la violación” detalló la desesperada madre del niño que fue abusado sexualmente en los baños de la escuela Rafael Cepeda por parte de dos hermanitos de sexto y cuarto año respectivamente, quienes además lo golpearon para someterlo.

Te puede interesar: Viola maestro a niña de primaria

La madre del niño, quien por obvias razones pidió se omitieran sus generales al igual que los de su hijo de 8 años, confirmó que ayer mediante la Pronnif su hijo comenzó a recibir las terapias correspondientes ante la violación que sufrió por parte de los niños que tienen nueve y once años de edad.

Dijo, que en el dictamen médico realizado por legistas de la Fiscalía, se confirmó la violación, además de que encontraron huellas de golpes en el estómago de su hijo quien ahora tiene pánico de solo pensar a que a su regreso encontrará a sus verdugos en la escuela, pues asegura que nuevamente lo seguirán agrediendo.

Nota relacionada: Urge reforma para menores infractores

Desesperada, la madre del niño abusado, dijo que ayer por la mañana la directora de la escuela Rosario Espinoza, expuso a varias madres de familia que eran solo mentiras y que quieran afectar su reputación.

Sostuvo, que como madres de familia nunca podrían en duda la versión de su hijo y muchos menos dejarían de lado una situación tan delicada que ya se comprobó legalmente.
Con fundamentos y documentos legales que se acreditaron y que ya están en manos de la Pronnif, la madre del niño afectado dijo que hoy se presentará en la escuela para exponer ante los padres de familia dichos documentos y comprobar que no es un tema de juego y que lo único que busca es que el caso no quede impune.

Con relación a la cerrazón de la Directora, la madre de familia dijo que no comprende su actuar, al igual que el de Félix Alejandro Rodríguez, titular del ISEEC quien habría dicho que ya estaba en conocimiento de los hechos y que incluso había notificado a la Directora, pero la maestra dijo que nadie le había dicho absolutamente nada.

Cabe señalar, que ante el miedo enorme que tiene el menor afectado, desde el día de los hechos no se ha presentado a clases, incluso porque el personal de la Pronnif recomendó a la madre de familia que por el momento no es adecuado ya que primero se tiene que realizar todo el trámite necesario como las terapias que ayer iniciaron.