Hijos son prioridad, no la pareja: CJEM

Generalmente los atacantes sexuales de los menores son personas cercanas a ellos

“No se debe obligar a los niños a besar ni abrazar a nadie, si ellos no quieren se debe respetar su situación para evitar más casos de abusos sexuales”.
PUBLICIDAD

FRONTERA., COAH.- La titular del Centro de Justicia y Empoderamiento de la Mujer hizo un llamado a las madres de familia para que pongan atención en los “focos rojos” que emiten los menores que están siendo abusados por personas cercanas a la familia, quienes aprovechan la confianza que se les da de ingresar a los domicilios para cometer sus fechorías.

La titular del CJyEM Deyanira Nájera dijo que es importante ver los focos rojos en el comportamiento de los menores para evitar abusos sexuales dentro y fuera del hogar.

Deyanira Nájera Muñoz, dijo que la mayor parte de los casos de abuso sexual en contra de menores que son denunciados al CJyEM son realizados por personas cercanas como son familiares, vecinos e incluso parejas de la madre de familia, quienes aprovechan la cercanía con los menores para cometer los ilícitos.

“Existen muchos detonantes de abusos sexuales en contra de menores que son propiciados por la misma familia, no es bueno ordenar a un niño que salude de beso a nadie o abrace a adultos si no quiere, no es bueno permitir que los niños, niñas o adolescentes se le sienten en las piernas ni acaricien a personas mayores, pues los casos de tocamientos o abuso, se dan en un inicio como caricias inocentes”.

Explicó que son los cambios de humor, de hábitos de sueño y alimenticios, así como el comportamiento, lo que nos pueden indicar que algo malo está sucediendo, por lo que la cercanía y el dialogo son muy importantes para detectar cualquier caso de este tipo.

También te puede interesar: Halla colgado a su hermano

“Los casos de abuso son frecuentes dentro y fuera del hogar, sin embargo es importante vigilar a los menores, no dejarlos solos con familiares, amigos o parejas sentimentales, nadie sabe lo que la otra persona está planeando, por lo que es mejor desconfiar con el fin de proteger a los niños”.

Dijo que si alguna madre o padre de familia nota este tipo de cambios de hábitos en sus hijos, deben de acudir a los centros de apoyo para que las Psicólogas y el personal especializado dialoguen con los menores y detecten la problemática que presentan, esto para evitar casos de violación o abuso físico.