Humilde ‘pulguero’ es ejemplo de vida

A pesar de estar amputado de sus dos piernas, don Guillermo Moreno Rodríguez sigue trabajando para mantener a su familia.
PUBLICIDAD

Amputado de sus dos piernas y teniendo que sobrevivir con una pensión de 2 mil 400 pesos al mes, don Guillermo Moreno Rodríguez, con domicilio en la colonia Campo Verde, teme que en poco tiempo lo desalojen de su negocio “La Pulguita de Memo”, ubicada en las Pulgas del Bordo de la Defensa, donde por más de 19 años se dedica a la venta de herramientas para poder ayudarse y llevar el pan a su familia.

“Muy duros están los tiempos que vivimos”, dice don Guillermo, quien muchos años atrás, trabajo en el CONALEP.

Recuerda que hace tiempo contrajo diabetes, lo que le provocó la falta de circulación en sus piernas y la posterior amputación de dichos miembros.

Pero eso no le baja la moral, pues a pesar de su limitación física, todos los días se esmera por sacar el sustento para su familia.

Don Guillermo es uno de los aproximadamente 80 comerciantes que próximamente serán removidos por el Ayuntamiento a otro sector, lo que obligará a Moreno Rodríguez a trasladarse diariamente una mayor distancia.

Comenta que las ventas han bajado mucho y que sería sumamente complicado empezar de nuevo en otro lugar, por lo que hizo un llamado a las autoridades municipales para que respete su lugar de trabajo.

Don Memo es un ejemplo para muchos jóvenes que cuentan con piernas, brazos y buena salud, para trabajar.