El jefe de la familia se llevó la peor parte en el potente choque

FRONTERA, COAH.- Guadalupe Sarahí Martínez pasó el peor de sus cumpleaños, ella junto a su esposo Adrián Ervey Martínez y su niña de tres años fueron impactados por una unidad de Seguridad Pública, milagrosamente ella resultó ilesa, su esposo sigue hospitalizado y su niña se encuentra estable, solamente le practicarían un tac para descartar cualquier daño.
Desde muy temprano el pasado domingo la familia Martínez limpió el exterior de su vivienda con la idea de celebrar un cumpleaños más de Guadalupe Martínez.
Venían del negocio que tienen en la colonia Aviación rumbo a su vivienda ubicada en la calle San Luis entre Tacuba y de la Cruz número 410 de la colonia La Sierrita, en el cruce de la calle Aeroméxico y carretera 30 fueron impactados por la unidad 1014 de Seguridad Pública que era conducida por Elí Hernández.
Hay versiones en relación a que la niña de tres años salió disparada del automóvil, ayer estaban por practicarle un TAC para descartar algún daño, visiblemente se encuentra bien.

Ervey Martínez a quien mejor lo conocen como “Yeyo” y trabaja para la empresa Ferromex seguía grave, el impacto ocasionó que se le reventaran los vasos sanguíneos, le perforó el hígado, por lo que le hicieron cirugía, le sacaron los líquidos que se le derramaron en el interior.
Javier Alejandro Martínez de León hermano de “Yeyo”, señaló que afortunadamente ha reaccionado muy bien, a las 11:00 de la noche del domingo el reporte médico era que iba mejorando, la presión estaba regulada, ya no tenía hemorragia.
El lunes a las 7:30 am les dijeron que ya no lo iban a sedar, pues estaba conectado a un respirador artificial, la idea era que respire por si solo a ver como reaccionaba.
“Ahorita el director de Seguridad Pública habló con la abogada, el policía ya asumió su responsabilidad”, comentó Javier Martínez.
El afectado se encuentra hospitalizado en la clínica 7 del IMSS, no ha despertado, pero ha reaccionado bien según el informe del médico, su familia y amigos esperan que se recupere y pronto regrese a su vivienda.