Ilegal multar a UBER

PUBLICIDAD

El pretexto del ayuntamiento de Monclova para sancionar a los conductores de UBER por cobrar en efectivo acaba de ser desechado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación que invalidó la prohibición que tenían.
Desde hace varios días, inspectores de Transporte Municipal desataron una “cacería” contra conductores de UBER presuntamente argumentando que no tenían permitido cobrar en efectivo, lo que había desatado que detectarán personas trabajando de manera ilegal.
Una situación similar a la ocurrida en Colima, donde la empresa interpuso un recurso de apelación que llegó hasta la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), invalidó la prohibición para que los servicios de transporte público mediante plataforma electrónica, tipo Uber o Cabify, cobren en efectivo.

Durante el segundo día de análisis de la Ley de Movilidad Sustentable, el pleno del máximo tribunal del país también declaró como inconstitucionales una serie de requisitos para los vehículos que prestan este tipo de servicios.
La SCJN avaló la aportación mensual forzosa de 1.5 por ciento de lo cobrado por cada viaje a un Fondo de Movilidad, además dieron el visto bueno a la ley que actualmente exige contar con un permiso de operación, otorgado por las autoridades.
Más del 50 por ciento de los viajes de UBER en México se pagan en efectivo, dijo en una entrevista Sergio Romero, director legal de la compañía en México.

UBER argumentó que la ley de movilidad, aprobada el año pasado, discriminaba a los usuarios que no tienen cuentas bancarias y también sobrepasó los límites ya que el uso del efectivo está regido por el Gobierno federal.
Respecto a la intención de fijar un límite máximo de socios conductores que pueden prestar sus servicios a través de la app en un determinado momento, los ministros de la Corte acordaron de forma unánime que dicha medida es inconstitucional.
Con esta resolución, la Suprema Corte de Justicia de la Nación invalida la prohibición para esta empresa de cobrar en efectivo, por lo que se terminaría el pretexto que utilizan autoridades municipales para sancionar a los conductores de este servicio.