Ya estamos en plena recta final de temporada regular. Únicamente quedan 3 semanas. Es época de definición de cara a los playoff. Cada jornada se pone más interesante. La semana 15 tiene varios juegos que generan altas expectativas. Hay cuatro que para mí destacan: Chargers contra Kansas City, Green Bay contra Carolina, Rams contra Seahawks y Patriots contra Steelers.

Recuerden que hay un par de juegos el sábado. Chicago Bears contra Detroit Lions es a las 5:30 y Chargers contra Kansas City a las 7:25. El segundo es un duelo sumamente atractivo. Se juegan el Oeste de la Americana. Van con el mismo record 7-6 y todo parece indicar que sólo habrá un representante de esa División en playoffs. Una derrota sería catastrófica. Kansas tiene la ventaja de local. Es hora que el Arrow Head se haga sentir. Los Chiefs por fin volvieron a ganar después de una racha de 4 descalabros. En las últimas dos semanas la ofensiva, que había estado apagada, volvió a producir, anotó en promedio 28.5 puntos en el último par de juegos. Pero donde tienen que plantear un juego impecable es en la defensa, ya que se enfrentan a un equipo en gran ritmo. Los Chargers están inspirados. Ganaron sus últimos 4 juegos. Entre Philip Rivers, Melvin Gordon, Y Keenan Allen tienen una ofensiva que exige respeto. Los Angeles son favoritos por un punto. El que gane muy probablemente lo veremos en enero.

Green Bay contra Carolina es interesante por ver el muy probable regreso de Aaron Rodgers. Los Packers todavía tienen esperanza de llegar a playoff aunque no la tienen fácil. Regresar a Rodgers al campo es una apuesta riesgosa, hace apenas unas semanas que se fracturó la clavícula. Si bien tiene alta médica para jugar, apresurarse podría costarles mucho más que esta temporada. Ver un duelo Cam Newton-Aaron Rodgers es garantía de espectáculo. Panthers no se puede permitir una derrota, ya que tiene a los Seahawks pisándole los talones.

Rams contra Seahawks es todo un manjar. Ambos vienen de derrotas dolorosas. Se están jugando el Oeste de la Nacional. Seattle va de local. Es el momento que hombre 12 del que tanto presumen se haga sentir. Una victoria para los Rams es prácticamente estar del otro lado. Ganarle a los Seahawks en Seattle sería un golpe de autoridad que asentaría la gran campaña que han tenido. La ofensiva de los Rams tiene que aprovechar que la defensa de Seattle esta parchada, sobre todo la secundaria. No harían mal en probar pases profundos. Tienen un buen cuerpo de receptores, que puede inclinar la balanza a su favor. La defensa la tiene muy claro: parar a Russell Wilson, que está teniendo una temporada para MVP. Los Seahawks dependen demasiado de lo que hace el número 3, pero si sale en un buen día es imparable. Seattle es favorito por un punto.

Finalmente está el Pats visitando Steelers el domingo por la noche. Duelo de pesos pesados para ver quién es el mandamás de la Conferencia Americana. Los Pats vienen de una sorpresiva derrota contra los Miami Dolphins, mientras que los Steelers de una peleadísima victoria contra su odiado rival divisional; los Ravens.

Esperaría un juego con un montón de puntos. La clave para Pittsburg es no dejar que Tom Brady esté cómodo. Para los Pats es mejorar en la defensa, si juegan como los hicieron contera Miami, Antonio Brown los hará pedazos. New England sale como favorito por 3 puntos.

Aficionado, despeje su agenda que los juegos de este fin de semana no se los querrá perder.