‘Increíble se repita muerte y destrucción’

Horas de angustia vivió Rosa Isela luego de que no podía comunicarse con su familia

Castaños, Coah.- “Como es posible que mi ciudad de México este así otra vez y curiosamente después de 32 años en la misma fecha” palabras de Rosa Isela.
¡Llamada terminada! ¡Llamada terminada! Eran los textos que aparecían en la pantalla del celular de la señora Rosa Isela, tras intentar comunicarse con sus hijos y nietos quienes viven en la ciudad de México.
Tras el terremoto de 7.1 grados registrado en la ciudad de México, en pleno aniversario del sismo del año de 1985, se volvió un caos, por la desesperada búsqueda de personas quienes quedaron bajo los escombros.
Dos horas fue el tiempo más largo que vivió la señora Rosa Isela Morales Salas de 47 años de edad y quien al enterarse de lo sucedido en la Ciudad de México sufrió una crisis nerviosa, al no tener conocimiento de sus hijos.
Rosa Isela Morales, Presidenta de la Asociación de Libreros de México y quien desde hace dos meses se encuentra recorriendo los municipios del estado de Coahuila, relató para Periódico la Voz que vivió un momento de angustia y terror tras enterarse a través de un grupo de whatsapp del sismo que se estaba presentando en ese momento.
Reveló que fue testigo del terremoto del año de 1985, aquel 19 de septiembre y que en esta misma fecha era recordado con el 32 aniversario, sin embargo nunca esperó que fuera a ocurrir lo mismo.
“En aquel entonces yo tenía 15 años de edad, fue algo terrible, en dos segundos veíamos como se derrumbaban los edificios, las viviendas se desplomaban, perdimos amigos, afortunadamente ningún familiar, pero fue algo muy traumante que no se olvida”.
“El martes que me entero, inmediatamente intento hablar con mis hijos y familiares pues todos están allá, y me marcaba llamada terminada, llamada terminada, fueron las dos horas más largas de mi vida, estaba desesperada y con la angustia de saber de mis hijos y nietos”.
Afortunadamente sus tres hijos de 29, 25 y 21 años de edad así como sus 4 nietos se encontraban sanos y salvos, sin embargo le indicaron a su madre “Ahora te entendemos madre lo que tu sufriste” manifestó.
¡Cómo es posible que mi ciudad de México este así otra vez y curiosamente después de 32 años en la misma fecha!
A la edad de 15 años, vivió en carne propia el sismo registrado en esta ciudad, escuchó los gritos de ayuda de gente atrapada bajo los escombros, “aquel entonces todos fuimos solidarios y apoyamos a rescatar a la gente, no necesariamente llevábamos pala o pico, sino con nuestras propias manos” indicó.
Finalmente exhortó al pueblo a apoyar con lo que puedan en cuanto a la colecta de víveres, sin embargo aclaró “Es cuestión de que digas sucedió esto y todos son unidos, solidarios”.