Los frentes fríos 22 y 23 azotarán al estado de Coahuila y la región Carbonífera con fuertes ráfaga de vientos y descenso en la temperatura, confirmó el coordinador municipal de Protección Civil, Federico Méndez Pacheco.

El funcionario llamó a los ciudadanos a tomar las precauciones del caso, ya que aunque el descenso en la temperatura no será como en semanas pasadas, será marcado durante las noches y madrugadas.

Respecto a las ráfagas de vientos, el boletín de Conagua indica que serán rachas de entre 40 y 70 kilómetros por hora, por lo cual es importante tomar medidas preventivas, en los domicilios donde por necesidad se utilicen fogatas, ya que es un factor importante de incendios y daños a propiedades.

Ante esta situación, Méndez Pacheco agregó que por disposición del alcalde Julio Long Hernández, continúa la atención a personas indigentes o en situación de vulnerabilidad para que sean canalizadas al albergue ubicado en las instalaciones del salón de usos múltiples del DIF municipal, donde de manera reciente se ofreció apoyo a una persona originaria del estado de Jalisco, para que regresara a su lugar de residencia en aquel estado.