Facebook ha completado hoy su misión de convertir su aplicación Instagram en un clon de Snapchat en un 100 por ciento. Desde el año pasado la red social comenzó a incorporar funciones tomadas de Snapchat, incluyendo los mensajes efímeros y las famosas historias junto a sus opciones de personalización como stikers, emojis, y etiquetas de ubicación.

Ahora Instagram va un paso más allá y ha incluido dentro de su aplicación la característica más representativa de Snapchat: los filtros de realidad aumentada. La aplicación ha apodado esta función como Máscaras”, e inicialmente ha lanzado ocho opciones que funcionan exactamente de la misma manera que en Snapchat.

“Los diseños y filtros específicos fueron construidos por el equipo de Instagram”, dijo un portavoz de Instagram. Mientras que a su vez reconoció que utilizaron la tecnología de una app adquirida por Facebook el año pasado. “La tecnología subyacente utiliza la tecnología de imágenes de MSQRD y tecnología propia de los equipos de machine learning de Facebook”.

Estas máscaras básicamente añaden efectos realistas en el rostro de los usuarios, como orejas de conejo, coronas, maquillaje, gafas, etc, que luego se pueden compartir en fotos o videos ya sea en las historias o a través mensajes directos. Sin embargo, para activarlas hay una diferencia en comparación con Snapchat. En la app fantasma hay que presionar sobre el rostro de la persona en pantalla para activar las máscaras, mientras que en Instagram la opción aparecerá como un emoticon al lado derecho del menú de la cámara in-app.

No cabe duda que esta función podría robarle muchos más usuarios a Snapchat, pero hay que reconocer que las máscaras de Instagram todavía no están a la altura de las que ofrece Snapchat. La pregunta ahora es ¿cómo innovará Instagram ahora que ya no le queda nada por copiar?