Cuando parecía que Google tenía más controlado que nunca el malware en Android, un nuevo informe sugiere lo contrario, asegurando que unas 350 aplicaciones maliciosas son publicadas cada hora, confirmando que este tipo de software malicioso se está multiplicando de manera alarmante en la plataforma de Google.

Según un nuevo informe, los expertos en seguridad de G Data descubrieron más de 750.000 nuevas aplicaciones de malware Android en el primer trimestre de 2017. Esto representa casi 8.400 nuevos casos de malware cada día, una cifra sumamente preocupante teniendo en cuenta que Android es la plataforma móvil más utilizada a nivel mundial.

Las estimaciones tampoco son alentadoras. Se cree que el número total de aplicaciones de malware crecerá hasta 3,5 millones a finales de 2017. Para los investigadores, el factor principal a la hora de llevar al smartphones aplicaciones maliciosas es instalar app fuera de la Play Store, archivos APK que solo quieren infectar los teléfonos de los más ingenuos. Sin embargo, los equipos que no reciben actualizaciones son los más vulnerables.

G Data afirma que el malware prolifera más significativamente en las versiones Android Lollipop y Marshmallow, los más utilizados en este momento:

Ginger Bread (2,3 – 2.3.7): 0,9%
Ice Cream Sandwich (4.0.3 – 4.0.4): 0,9%
Jelly Bean (4.1.x – 4.3): 10.1%
KitKat (4,4): 20,0%
Lollipop (5,0 – 5.1): 32.0%
Marshmallow (6,0): 31,2%
Nougat (7,0 – 7.1): 4,9%

¿CÓMO PUEDEN PROTEGERSE LOS USUARIOS?

Lo principal que hay que tener en cuenta a la hora de tener un smartphone libre de malware es no instalar aplicaciones fuera de la Play Store. En muchos casos, las aplicaciones que no son publicadas en la tienda de apps de Android y se ofrecen de manera externa como un APK instalable son precisamente las que terminan contagiando los equipos. Otra recomendación es instalar todas las actualizaciones del sistema disponibles siempre que sea posible.

Recordemos que el malware en Android no es precisamente un virus, sino softwares maliciosos que pueden enviar nuestra información a terceros, acceder a la galería e incluso escuchar todo lo que esté al alcance del micrófono, entre muchas otras cosas. De manera que para permanecer seguros y por el bien de la privacidad, hay que tratar de no realizar instalaciones por fuera de la Google Play Store.