Tras reconocer los problemas por el escándalo de Cambridge Analytica la firma de Mark Zuckerberg ha hecho hincapié ante desarrolladores en que continuarán desarrollando y construyendo experiencias; sin embargo, en el discurso prevalece la necesidad de encontrar una tecnología para lidiar con los problemas de seguridad, privacidad, combate al discurso de odio y a las noticias falsas.

De acuerdo con Mike Schroepfer, director de tecnología de Facebook (CTO), esta anhelada tecnología es la inteligencia artificial.

“La inteligencia artificial es la mejor herramienta que tenemos para mantener segura a nuestra comunidad”, dijo Schroepfer durante su participación en el segundo día de la conferencia de desarrolladores de Facebook, F8 2018.

Schroepfer compartió que AI ayudó a detectar y desactivar 200 millones de cuentas falsas en la plataforma en lo que va del año y admitió que es necesario un mayor uso de éstas herramientas, incluso por encima de los reportes de usuarios y otras personas dedicadas a estas tareas como las redes de verificadores de noticias, para lograr buenos resultados.

“La razón por la que digo que esta es la mejor herramienta hoy en día es porque ya lo es. Si ves al volumen de acciones que se están tomando para el combate a contenido dañino y noticias falsas, la mayoría se está haciendo a través de AI. El poder está en su velocidad y escalabilidad”, dijo el ejecutivo, quien recientemente compareció ante el parlamento de Reino Unido por el caso de Cambridge Analytica.

“AI es la forma en la que lo podemos contener sin tener que esperar a que alguien lo reporte y en ese momento el daño ya estará hecho”, agregó en entrevista con Expansión.

Actualmente otras firmas que experimentan abiertamente con este tipo de tecnologías son Google y Microsoft, con especial atención en machine learning, pues analistas estiman que la integración de la realidad virtual a diferentes ambientes de la vida cotidiana cobrará importancia en los próximos años.

En industrias como retail y marketing, ABI Research estimó que para 2022 este tipo de experiencias generarán un mercado de 1,800 millones de dólares.