Rolando Cruz Rodríguez, conocido paciente esquizofrénico y pirómano, otra vez hizo de las suyas al entrar al hotel Confort Inn para atemorizar a la recepcionista asegurando que alquilaría una habitación pero esperaba a su madre… la santa muerte, por lo que fue detenido por la Policía y horas más tarde, al salir libre, intentó ahorcar a un bombero luego que fuera trasladado a un albergue.

Fue la noche de ayer, cuando Rolando, quien es vecino de la calle José de las Fuentes número 2111 de la colonia Burócratas, cerca de las 01:10 horas, ingresó al hotel ubicado sobre el bulevar Harold R. Pape.

Te puede interesar: Recibe descarga electricista

Una vez que el sujeto se enteró que había sido reportado a la Policía, salió del hotel y subió a un coche Nissan Sentra, color blanco, modelo antiguo y se enfiló rumbo al bulevar Harold R. Pape, pero fue detenido a la altura de la calle Kennedy.

Los representantes de la ley lo cuestionaron sobre su comportamiento en el hotel y este aseguró que solo jugaba al darse cuenta que no tenía dinero para la habitación, para finalmente solo quedar detenido por la falta administrativa de alterar el orden público ya que no se levantaron cargos en su contra.

Rolando, quien el ocho de noviembre del pasado 2017 quemó en dos ocasiones la casa de su ex pareja logró burlar a las autoridades a pesar de usar la medida cautelar del brazalete electrónico, siendo hasta el día nueve del mismo mes cuando fue atrapado por los oficiales preventivos, a los que también amenazó con prenderles fuego.

Dos meses después, Rolando volvió a hacer de las suyas pero esta vez, en un arranque de alucinaciones incendió su domicilio en la colonia Burócratas y hasta un carro de alquiler que su hermano le regaló.

La tarde de ayer, al recobrar su libertad, Rolando fue llevado al albergue de la estación de Bomberos luego que sus parientes no lo quisieran recibir, pero en uno de sus arranques trató de ahorcar a un oficial, por lo que de nueva cuenta fue trasladado a los separos de Seguridad Pública.