La mujer fue internada por unas horas para desintoxicarla.

Por problemas familiares una mujer de 59 años, intentó quitarse la vida al ingerir veneno para hormigas , afortunadamente no logró su objetivo al pedir ayuda a los socorristas de la Cruz Roja, quienes la  trasladaron a la sala de urgencia del Hospital General.

Un rápido lavado intestinal efectuado por el personal médico de este nosocomio evitó que las cosas pasaran a mayores.

Este incidente ocurrió en el domicilio marcado con el número 556 de la calle Rogelio Montemayor de la colonia Evaristo Pérez Arreola.

Esta mujer que tomó dicha decisión equivocada responde al nombre de Alicia Cruz, de 59 años de edad, misma que al estar frente a su familia luego de una acalorada discusión tomó dicho veneno.

Al llegar los socorristas de la Cruz Roja, la encontraron consiente, incluso en ningún momento su vida estuvo en peligro, aseguraron los paramédicos.

Esta mujer de inmediato fue dada de alta pero dialogaron con ella las enfermeras para que no volviera a intentar quitarse la vida.