Intentan secuestrar a bebé de policía

A la llegada de las autoridades, el tipo ya había escapado dejando a la madre en una severa crisis nerviosa

En completo estado de ebriedad, un hombre ingresó a la casa de un policía municipal y estrujó a su esposa mientras trataba de arrebatarle a su hija de dos meses de nacida, por lo que se generó una intensa movilización policíaca, pero el intruso logró huir con las manos vacías.

Fue cerca de las 17:15 horas de ayer, cuando el hijo del oficial de apellido Rentería llegó corriendo a las instalaciones de la Presidencia Municipal, pidiendo el auxilio a los preventivos que resguardan el recinto, indicándoles que un desconocido había ingresado a su hogar.

De inmediato se canalizó el reporte a la base de la Policía Municipal y el responsable en Turno (RT) Pedro Flores atendió de inmediato el llamado de auxilio y se trasladó al domicilio ubicado en la calle Pípila número 815, esquina con calle Morelos del Centro, pero a su llegada solo encontró a la esposa del oficial llorando.

Tras ser tranquilizada, la mujer comentó a los compañeros de su marido que había salido de su hogar pero al regresar se encontró con el intruso, quien vestía ropa vaquera, mismo que empezó a estrujarla e intentó arrebatarle a su hija de dos meses, pero ella salió de la casa corriendo.

Fueron vecinos y familiares quien en un principio auxiliaron a la dama, para posteriormente dar aviso a las autoridades, pero a pesar de la intensa movilización policíaca el tipo logró escapar, desconociéndose cuál fue el motivo que lo orilló a ingresar a la casa del policía.

Finalmente, solo se aconsejó a la afectada que pasara ante el Ministerio Público para que interpusiera su formal denuncia y así se dé inicio a la investigación correspondiente.