Para el ejercicio fiscal 2017, el estado de Oaxaca cuenta con 155 millones 261 mil 194 pesos en el rubro de cultura. De esta cifra, más del 93 por ciento está destinado para el pago de nómina, servicios generales, materiales y suministros.

“Sólo 6.4 por ciento del presupuesto es para acciones culturales; casi 10 millones de pesos para todo el año, para todas las actividades culturales, de todas las instituciones, de todas las artes”, detalla la secretaria de las Culturas y Artes de Oaxaca (Seculta), Ana Isabel Vásquez Colmenares.

La funcionaria explica que la cifra (mayor comparada con las de 2015 y 2016, que fueron de 129 y 131.7 millones de pesos, respectivamente) no es la única noticia mala para la cultura en Oaxaca, ya que debido al recorte presupuestal en el país, este año se pierde el llamado Fondo Piso, que hasta 2016 fue de 34 millones de pesos.

“Este año viene en cero, para 2017 no hay Fondo Piso”, subraya.

Aunque esta situación se preveía desde fines de 2016 y su antecesor, Alonso Aguilar Orihuela, estaba al tanto, Vásquez Colmenares reitera que casi todas las actividades de la Orquesta Sinfónica se pagaban con eso o algún etiquetado.

Seculta, ¿dependencia costosa?

Aunque explica que los sueldos de funcionarios se han reducido, Vásquez Colmenares reconoce que “el 93 por ciento dedicado a nómina, si fuera una empresa, no sería muy eficiente”.

?Pero son necesarios tantos trabajadores?, se le cuestiona a la titular, quien califica como complejo el tema.

“Por un lado, la gente tiene derecho a trabajar, la gente necesita y si ellos ya obtuvieron su base, quién soy yo para decir que no tienen derecho. Lo que me encantaría es que con los que somos, nos pongamos la camiseta y juntos hagamos más con menos”.

En la dependencia, y en todo el estado, existen 724 empleados, de los cuales 447 son de base y 277 de confianza (y de estos, 23 perciben pagos por honorarios).

Gran parte, sino es que casi todos los empleados de base, tienen horarios reducidos, de 9:00 a 14:00 horas, y en caso de requerirlos para las actividades fuera de ese horario habría que pagar tiempo extra, señala la secretaria.

Siempre se recorta a la cultura

Desde el 2015, previo a la creación de la Secretaría de Cultura federal, el artista Francisco Toledo dudaba sobre la nueva dependencia, ahora a cargo de María Cristina García Cepeda, pues en el sexenio de Enrique Peña Nieto se ha recortado a este rubro.

“Sin dinero o poco dinero, realmente ?de qué sirve?”, se preguntaba entonces el artista y promotor cultural.

Ahora, con una dependencia que en su segundo año de vida percibe menos recursos y una dependencia estatal que vive lo mismo, hay quienes ven en Oaxaca una situación triste.

Uno de ellos es el trombonista Faustino Díaz, quien lamenta las circunstancias, tanto por quienes están al frente de la dependencia como por el rezago en comparación con estados como Veracruz, que cuenta con tres orquestas sinfónicas profesionales (Orquesta Filarmónica de Boca del Río, Orquesta Sinfónica Juvenil del estado de Veracruz y Orquesta Sinfónica de Xalapa).

Además, el estado jarocho cuenta con dos escuelas profesionales de música a las que asisten varios intérpretes oaxaqueños, en vista de que su estado “es incapaz de ofrecerles una escuela”.

Argumentando falta de recursos, este año la Seculta ha desintegrado a la Orquesta Sinfónica de Oaxaca, proyecto que durante 2015 y 2016 realizó temporadas de conciertos en el Teatro Macedonio Alcalá, una temporada de ópera y produjo cuatro discos monográficos bajo la titularidad de Juan Trigos.

imparcialoaxaca