Investiga Pemex si hubo soborno de Odebrecht

En un comunicado se señala que la empresa dio a funcionarios del gobierno mexicano  por 10.5 mdd

México.- Derivado de los señalamientos hechos por el Departamento de Justicia de EU de supuestos sobornos de la constructora brasileña Odebrecht a un alto funcionario de Pemex, la petrolera informó que abrió una investigación interna e indicó que llegará hasta las últimas consecuencias.
Odebrecht es acusada de corrupción en diversos países, entre ellos México, en los que habría sobornado a funcionarios del gobierno mexicano por un monto de 10.5 millones de dólares, entre ellos un alto funcionario de Pemex que habría recibido 6 millones de dólares.
“La Unidad de Responsabilidades en Pemex, dependiente de la Secretaría de la Función Pública, inició investigación para determinar si el soborno fue realizado a funcionarios de esta empresa productiva del Estado y en su caso sancionar a los responsables”, dijo Pemex mediante un comunicado.
Por ello, la Unidad de Responsabilidades “realiza un minucioso análisis de todos los contratos celebrados entre Pemex y Odebrecht y sus filiales. Dicha investigación se encuentra en curso”, se lee en la nota de prensa.
Por su parte, Petróleos Mexicanos presentó el 25 de enero del presente año una denuncia de hechos ante la Procuraduría General de la República en contra de quien resulte responsable, por posibles actos delictivos ocasionados en su contra, refirió.

ANOMALÍAS
Una investigación de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) revela que Petróleos Mexicanos adjudicó cuatro contratos a Odebrecht y a sus filiales Mina-Trico y Ebramex, según consta en documentos obtenidos por la organización a través de solicitudes de acceso a la información.
Pemex canceló además inversiones propias para cederle a Odebrecht el negocio del etileno, cuyos usos más conocidos han sido para la fabricación de plásticos. Las condiciones de este contrato están reservadas por 20 años. Sin embargo, MCCI obtuvo una copia del contrato y esa operación representó un negocio de al menos 2 mil 500 millones de dólares.
En febrero de 2010, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) encontró anomalías en la obra de la reconfiguración de la refinería de Minatitlán, en Veracruz, de las cuales informó a Pemex al año siguiente, sin que la paraestatal hiciera algo al respecto.