Alma Delia Castillo, abuela de la niña de primer año.

Monclova.-Tanto autoridades educativas como la Procuraduría de los Niños Niñas y la Familia (Pronnif) mantienen total hermetismo en cuatro casos de supuesto abuso sexual que se han cometido en la escuela primaria Nicolás Bravo de la colonia Estancias de Santa Anna, así lo manifestaron madres de familia luego de la reunión con autoridades antes señaladas, en días pasados donde se atendía el caso de supuesto abuso sexual de un niño de sexto año contra una menor de primer grado.

También puedes leer: Alcanzaría cárcel por matar perro

Indicaron que no es solo este niño al que atiende la Pronnif sino a tres alumnos más por actitudes impropias contra sus compañeritas de clases, por lo que están siendo investigados por parte de la Procuraduría.

Ante dicha situación la menor agredida no ha acudido a clases desde hace dos semanas, porque se dice que el presunto agresor continúa asistiendo al aula de clases y como la Procuraduría y la SEP no pueden proporcionar datos de los alumnos y no pueden dejar sin educación a ningún estudiante, padres de familia han optado por buscar otras escuelas para que sus hijos estudien en el siguiente ciclo escolar. La señora Alma Delia Castillo, abuela de la niña de primer año que se dice sufrió tocamientos en sus partes íntimas por un menor de sexto grado, declaró estar en contra de las decisiones que toma la Secretaría, al mantener mucho hermetismo.

“Yo no estoy de acuerdo en lo que están haciendo pero qué hacemos según así están las leyes, pero mientras acuda el niño, yo ni mi hija enviamos a la niña, lleva dos semanas y sé que le van a justificar las faltas”.