El coordinador médico de la clínica 7, José Luis Pineda Pérez, hace un llamado a los varones a cuidar su salud y a regalarse una revisión médica

A pesar de que el grupo de hombres de 20 a 59 años de edad es uno de los que registra un mayor nivel de estrés, se trata del sector de la población que menos acude a consulta a las unidades de Medicina Familiar del Instituto Mexicano del Seguro Social
Al llegarse el Día del Padre, el coordinador médico de la clínica 7, José Luis Pineda Pérez, hace un llamado a los varones a cuidar su salud y a regalarse una revisión médica.
Explica que las revisiones en los módulos de PrevenIMSS o Atención Preventiva Integrada suelen ser rápidas, sencillas pero de gran utilidad y no duelen.
Usualmente, las personas del sexo masculino arriban a los hospitales con problemas de diabetes, hipertensión, infartos o enfermedades severos por obesidad y estrés que no se detectaron o atendieron oportunamente, debido a que no acuden con el médico.
Las estadísticas muestran que la población masculina no se presenta a consulta, sino que es la delegación del IMSS a través de los programas integrados de Salud y PrevénIMSS en tu empresa, la que acude a las fábricas a brindar orientación y acciones preventivas.
Otra de las estrategias que se han adoptado es la apertura de consultorios de Medicina Familiar los sábados en la mañana y en algunas unidades también en la tarde; sin embargo, por razones de tiempo, cultura y quizá hasta por temor, son pocos los varones que se dan la oportunidad de acudir al servicio médico.
Al hacer hincapié en el autocuidado de la salud, indica que un buen regalo en el Día del Padre puede ser una consulta de atención preventiva integrada y una cita con el médico familiar, a fin de garantizar que el jefe de la casa se encuentra en óptimas condiciones de salud, o para evitar sustos por enfermedades y sorpresivos ingresos a los hospitales.
“Podría decirse que la mujer acude a los servicios de salud hasta dos o tres veces más que los varones, mientras que los adultos mayores de ambos sexos registran todavía más consultas”, indica.
Entre otras cosas, la “batería” PrevenIMSS, incluye revisión de peso, estatura e índice de masa corporal, detección oportuna de diabetes, hipertensión, colesterol, triglicéridos, así como la detección de cáncer de próstata que se realiza en sangre, en varones que se encuentran en el grupo de riesgo.