Estocolmo.- Italia se encuentra en el alambre y corre peligro de perderse su primer Mundial en las últimas seis décadas porque un gol tras el descanso dio la victoria a Suecia (1-0) en la ida de la eliminatoria de repesca, que se resolverá el próximo lunes en Milán. Los italianos, sin Marco Verratti por acumulación de tarjetas, tendrán que remontar el tanto de Jakob Johansson.

El duelo resultó un sufrimiento en el primer tiempo para una selección que, ante el mayor poderío físico de Suecia, volvió a demostrar oficio para apretar los dientes en momentos difíciles. Desde Suecia 1958, hace ya casi 60 años, Italia no se ha quedado fuera de un campeonato del mundo, pero anoche encendió las luces de emergencia de sus aficionados.
Italia deberá remontar el marcador en el partido de vuelta en casa para poder acceder al Mundial.