Joaquin Phoenix brilla más que ‘Joker’

Joaquin Phoenix, cuyo "Guasón" podría levarlo al Óscar, ha sido golpeado por la vida y ha plasmado su poderosa personalidad en diversos personajes

Foto: Especial
PUBLICIDAD

 

Los Ángeles.- El actor Joaquin Phoenix guarda muchos «comodines» en su manga. Desde un personaje odioso, como el Cómodo de «Gladiator», o un exactor aspirante a músico, de «I´m Still Here», hasta el de un hombre, solitario y depresivo, enamorado del asistente de voz de su teléfono, en «Her«.

Y aunque recientemente ha causado furor por su magistral y perturbadora interpretación del protagonista de «Joker«, de Todd Phillips, que ha hecho que su nombre suene con fuerza para los próximos premios Óscar, no es la primera vez que impacta en cine.

Sin embargo, Phoenix ha estado siempre rodeado de un halo de misterio y su imagen no coincidía con la del típico actor de Hollywood.

Joaquin Rafael Bottom nació en Puerto Rico, el 28 de octubre de 1974. Sus padres eran misioneros de una religión llamada Children of God que, junto a sus cinco hijos, viajaban por Centroamérica, Sudamérica y Norteamérica.

Igual que el Joker, Joaquin Phoenix, vivió durante muchos años en la marginación. Sus padres vivían en un campamento, en una especie de secta, de la que quisieron huir cuando Joaquin y sus hermanos empezaron a crecer.

Joaquin no era el único actor de la familia, su hermano River se estaba labrando una prometedora carrera hasta que, en 1993, murió por sobredosis, un duro golpe con el que el intérprete del Joker convive hoy en día.

Fue él quien llamó a los servicios de emergencia esa noche y la grabación de esa comunicación dio la vuelta al mundo.

Precisamente fue el recuero de su fallecido hermano, quien siempre lo incentivó para dedicarse a la actuación, lo que lo llevó a retomar un camino que estuvo a punto de dejar, y en 1995 tuvo un destacado papel en la película «To Die For», junto a Nicole Kidman.

Recientemente el largo que protagoniza se llevó el León de Oro a la mejor película en el Festival de Cine de Venecia y el actor se paseó por la ciudad de los canales sonrientes junto a su actual pareja, Rooney Mara.

Su magnética y enigmática personalidad llamó inmediatamente la atención en Hollywood, lo que lo llevó a papeles como el villano de la célebre «Gladiador» y, como dice el dicho… el resto es historia.

CON INFORMACIÓN DE ABC NOTICIAS