Jorge Carlos Mata López Secretario General de CTM

El dirigente sindical dijo que hoy en día hay más apertura empresarial para sostener una relación laboral firme.
PUBLICIDAD

Jorge Carlos Mata López, Secretario General de la Industria Transformadora en CTM Monclova habla directo y sin tapujos sobre la dirigencia que ostenta; afirma que no es un legado, su liderazgo fue ganado a base de trabajo y pasión por el sindicalismo. Tuvo el ejemplo desde casa, admirando a su padre Osvaldo Mata quien le inculcó la preparación y de ahí nació su gusto por la abogacía.

Sobre el sindicalismo habló sobre los embates que han tenido a manos de otros grupos desestabilizadores. También expresa su punto de vista sobre el futuro empresarial.

“Las empresas constantemente renuevan su tecnología y requieren mano de obra especializada, por eso los jóvenes deben estar mejor capacitada”.

¿Dónde estudió su carrera?

Soy Abogado egresado de la Facultad de Jurisprudencia de Saltillo, orgullosamente UAC.

¿Considera que su posición en la CTM es un legado?

No es un legado, qué bueno que me lo pregunta, porque nunca he tenido la oportunidad de explicar este señalamiento, yo estudié gracias al trabajo de mi padre quien fue empleado de la empresa Fumosa a partir de ahí se desempeñó como representante sindical, y lo sigue haciendo, así que tuve la oportunidad con el trabajo de él estudiar, y estudié la licenciatura en derecho; una vez que concluí, continué con mis estudios superiores, estudié en la academia de derecho fiscal en la Secretaría de Hacienda, y después fui parte de la fuerza laboral de la Procuraduría Fiscal de la Federación.

¿Por qué Fiscal y no laboral?

Está muy relacionado; el derecho laboral y el derecho administrativo son muy relacionados, incluso el derecho laboral es parte del administrativo por eso a penas con las reformas actuales se trata de judicializar el derecho laboral, es netamente administrativo. Era una parte de mi visión de ser abogado, el derecho fiscal es una materia muy compleja; me tocó defender a la federación en juicios al ser abogado fiscalista en la Procuraduría Fiscal, pertenecía a la región noreste, después de que terminé ahí mi ciclo me vine a Monclova y establecí mi oficina; en algún momento en que la CTM tenía algunos conflictos legales en Sabinas y en Piedras Negras me pidieron el apoyo porque los abogados que ellos tenían por allá en ese momento no estaban disponibles y fue como empecé a trabajar directamente en la asesoría sindical en la materia laboral, sin descuidar mi despacho que en aquel entonces trabajaba con los abogados Juan Antonio Casas de León y Enrique García de la Fuente como asesores jurídicos de diversas instituciones bancarias. Esa es la parte laboral luego me incorporo a la parte sindical como asesor directo de algunos sindicatos, me pidieron el apoyo para la constitución de algunos sindicatos del transporte, el transporte especializado y el de taxi; y es así como me involucro más en temas sindicales. Luego se vienen aquellos conflictos con la empresa Torres Mexicanas en donde realmente se tuvo que llevar una defensa, no solamente en una ocasión sino en tres ocasiones que llegaron hasta los juzgados de distrito, por prácticamente en aquel entonces tuve la oportunidad de platicar con el ministro Callejas

¿En qué años estamos hablando?

En el 2005, el Ministro Callejas era asesor jurídico de la CTM en tiempos de Don Fidel Velázquez tuve la oportunidad de llegar hasta allá.

¿Entonces tuvo bastante experiencia desde un inicio?

Bueno sí, yo tuve la oportunidad de conocer a Don Fidel Velázquez estar cerca de él en algunos temas, Don Fidel Velázquez estuvo en Monclova, en algún tiempo, me tocó ser su guía de turistas, tuve su oportunidad. Eso me tiene con muy gratos recuerdos, conocer a personas que realmente aportaron al sindicalismo todos los beneficios que tienen los trabajadores.

¿Hay alguna anécdota digna de mencionar a través de la cual creció su admiración por él o algunos otros dirigentes sindicales?

Mire, realmente mi admiración es a esta oficina, yo sindicalmente hablando conozco muy poco básicamente la parte en la que yo empiezo a ser una persona operativa dentro del sindicalismo se refiere por mi formación académica en la que yo empiezo a apoyar y a distinguir los temas laborales básicamente, que son distintos los conflictos individuales con los colectivos, es un procedimiento.

¿Y cuál es más complejo?

El colectivo, a lo que voy es a lo siguiente, desde muy pequeño yo conozco este ambiente, porque de alguna forma yo me pegué mucho a la figura paterna (Osvaldo Mata), en la parte sindical y social me tocó trabajar con Don José Guadalupe Quintanilla era el asesor jurídico de la CTM a parte era miembro de algunos sindicatos de transportes aquí, fue el primer Presidente de la Junta de Conciliación y Arbitraje de Sabinas emanado de la CTM Monclova un hombre autodidacta en materia laboral pero reconocido en todo el estado eso lo vine a saber cuándo yo estuve estudiando, porque mis maestros de derecho laboral tenían especial aprecio por Don Lupe Quintanilla y por la labor sindical que se hacía en esta federación, por el Señor Osvaldo Mata (su padre), por el señor Homero Franco y los antiguos líderes de esta federación.

¿De ahí la admiración a las acciones que se realizan desde aquí?

Sí, de ahí la admiración a quienes realizaron su labor desde aquí y la admiración a Don Benito Juárez.

¿Por qué a Benito Juárez?

Primero porque fue abogado, segundo porque supo distinguir la parte legal de lo que era la administración de justicia y la política en el país, tendrá muchos detractores pero yo particularmente soy su admirador. La parte del respeto al derecho ajeno nos provoca tranquilidad y paz, si respetamos a nuestros semejantes no tendremos ningún problema.

¿Cuándo fue cuando llegó a la dirigencia de la CTM?

Bien, en el Consejo celebrado en Piedras Negras en 1992 a mí me invitan a colaborar en la CTM de estado como Secretario de Organización, a nivel estatal, aquí participo en la formación de organismos sindicales, yo pertenezco al sindicato de radio taxis como tal pertenezco a la industria transformadora. Insisto a mediados de 1990 que empecé a trabajar como abogado, luego en el 2006, es cuando me invitan a colaborar como Secretario de Trabajo de la federación regional y del sindicato de la Industria Transformadora, en el 2008 o 2009 empiezo a formar parte de la dirección sindical del área de radio taxis, ahí está el vínculo por el cual nos hacemos sindicales.

¿Y a la Secretaría General en qué momento llegó?

A la Secretaría General llego hace cinco años en el consejo anterior, en el Consejo hubo una reforma a los estatutos sindicales para poder distinguir las funciones legales de los funcionarios y ahí es donde me invitan a pertenecer como Secretario General de la Industria Transformadora, aclaro porque la CTM como todo mundo la conoce la CTM Monclova tiene muchos sindicatos, la CTM es la federación regional está afiliada a la federación estatal y a la confederación nacional. Y en lo local están todos los sindicatos de trasporte, de comerciantes, de la industria transformadora de los trabajadores de la industria de la construcción.

¿Cuál ha sido su experiencia?

Accidentalmente entramos a una función difícil cuando se generan conflictos laborales externos a la organización, entramos en un proceso difícil, en el que con poco tiempo en la Secretaría General nos achacan un conflicto laboral gente externa, nos juzgaron de todo sin demostrar nada incluso e violencia sindical que tampoco se demostró ningún tema en el 2014 conflictos laborales provocados por el minero (sindicato minero) en Gunderson y Pytco no tuvieron el éxito que ellos pretendían y quiero aclarar que no es la primera vez que el sindicato minero trata de inmiscuirse esta es la tercera ocasión que lo hace.

¿Cómo lo tomaron ustedes y de qué forma lo enfrentaron?

Como un reto, porque yo le quiero decir que era precisamente que los compañeros entendieran que el trabajo sindical que se denostaba en aquel entonces no era realmente lo malo que ellos decían, hablaban de que no se tenían representación sindical, que no se tenían privilegios y derechos que había abusos de parte del sindicato y de parte del patrón en las jornadas laborales eso era totalmente falso, como no prosperó se fueron a atacar la cabeza de la secretaría general y de la presidencia diciendo que era una herencia sindical y que era un dirigente sindical impuesto, quién lo decían? Una persona (Napoleón Gómez Urrutia) que realmente que atacaba algo que él hizo, los representantes de esta persona nos atacaba a nosotros pero sin ver que su dirigente sindical tampoco había sido electo, nosotros al menos tenemos una obligación estatutaria.

¿De qué forma mantienen el diálogo con los sindicalizados?

Los compañeros tienen la obligación de acudir al menos a una asamblea mensual de información de todos los temas que ocurren en la empresa, la hacemos aquí en el edificio, atendemos este punto, aquí andamos los sábados y los domingos atendiendo esas asambleas, nos dimos a la tarea de decirles a los compañeros con pruebas, porque ellos lo sabían, sí había gente inconforme por detalles administrativos con las empresas, pero era cuestión de que se resolvieran fue un tiempo complicado porque adicionalmente todo mundo pensaba que estábamos haciendo las cosas mal y le puedo decir que esas empresas las ponemos de ejemplo por el desarrollo que han tenido en los últimos años son empresas consolidadas y firmes.

¿Esto quiere decir que el sindicato de alguna forma está blindado a ese tipo de ataques de los que hablábamos anteriormente?

No, no estamos blindados yo difiero en los términos que se utilizan por ejemplo no estoy de acuerdo que se denomine a un representante sindical como líder, no estoy de acuerdo que digan que se blindó porque un blindaje es impenetrable, lo que nosotros hacemos es cuidar que las cosas se estén generando día a día conforme a derecho, esa es la nueva forma que estamos trabajando, tenemos directriz, tenemos un consejo o una reunión semanal y una mensual con nuestro presidente del comité directivo todos los funcionarios sindicales en donde nos da las instrucciones que tenemos que seguir, y sobre esa política no nos podemos apartar, como por ejemplo yo puedo hacer comparaciones, nosotros tenemos una cuota sindical, dicen es que es muy alta, es el 1 por ciento las tenemos establecidas en los contratos y las exhibimos y están en la página de la secretaría de trabajo y los otros que nos acusan, no lo exhiben, eso es lo que les decimos a la gente si nosotros te exhibimos y te demostramos te pedimos tu confianza sí dinos cuando nos estemos equivocando, porque no sabemos todo, entonces hay una regla de trabajo en esta organización sindical y el principio es que se actúe conforme debe. Le pongo un ejemplo hay una empresa que tiene 12 años de trabajo, tiene salarios muy similares a los de las empresas más antiguas de Monclova lo único que nos ganan son 70 años de prestaciones pero en salarios andamos prácticamente igual y en eso trabajamos y estamos buscando por la directriz que se nos marca, la directriz con las adecuaciones.

A raíz de estos conflictos ¿cómo se encuentra la base trabajadora, está tranquila?

La base trabajadora siempre es intranquila, es inquieta,

¿Por qué?

Pues si yo soy intranquilo, les decimos hicimos un recorrido y nos nos gustó la parte de la maquinaria, quieres que seamos productivos, arréglala

Y ¿si se actúa?

Claro que se actúa, yo le quiero decir algo que me sucedió hace poco, un día me dicen oiga hubo una reunión de empresarios y dicen que usted es muy mal sindicalista que es muy agresivo, quien lo dijo les pregunto, los que estaban en la reunión “fulano”, “sutano” y les digo pues la federación no tiene contratos con ellos, porqué dicen que soy malo, somos estrictos sí, exigimos, sí, y por eso dicen que somos una organización agresiva, porque exigimos la gente piensa lo contrario piensan que no hacemos lo suficiente, por eso buscamos ese equilibrio.

¿Porque cree que se ha dado esa imagen?

Porque durante muchos años se creó una mala imagen del sindicalismo en México y se exhibió el sindicalismo corporativista, el patronalista y el blanco.

Actualmente ¿cómo considera el estatus que se encuentra la relación sindical con las empresas?

Se encuentra en un período de transformación, debe ser una transformación rápida y precisa. Desde nuestra óptica creo que los patrones junto con el sindicato deben buscar otras estrategias de trabajo, recomponer la relación laboral, se llegó un momento en que sindicato y empresa se reunían, dialogaban y concertaban pero ahí se quedaban las cosas sin solución. Así funcionó porque había un proceso de estabilidad, cuando se empieza a reforzar en el 2012 la primera reforma a la ley de 1970 hubo una fuerte cargada del sector empresarial para provocar el debilitamiento de los sindicatos, dirigentes sindicales querían que se utilizara una figura jurídica “out soucrcing”, el término en inglés es cocer por fuera para que trabajadores ingresaran a realizar labores de trabajadores sindicalizados y empezar a remplazarlos, nosotros no estuvimos nunca de acuerdo con eso, hoy les decimos a los patrones que deben de aplicarse las normas legales actuales, mientas se siga prevaleciendo el derecho de huelga el trabajador va a estar protegido, mientras las autoridades laborales entiendan su función también el trabajador va a estar protegido, así lo dice la ley, se pretendió despojar de este derecho al trabajador, esa cargada que se vino y los convenios internacionales que se están firmando están establecidos en la ley falta esa aplicación.

Licenciado ¿cómo califica al sindicalismo de hace algunos años al de hoy?

La diferencia, sin ofender a nadie, es el nivel de cultura del trabajador, acuérdese que México creció de los años 60´s y 70´s México tuvo un parte aguas político y social económico había una lucha férrea entre la clase trabajadora y empresarial por el respeto a los derechos laborales y conseguir conquistas laborales, los discursos aquellos eran revolucionarios, de fortaleza para que el trabajador pudiera exigir sus derechos había muchas huelgas en las que se peleaban cincuenta centavos de salario y hay antecedentes, aquí en esta federación los hubo la dirigencia de este sindicato los peleó. La confederación nacional Don Fidel Velázquez comenzó  a trabajar férreamente en buscar que el patrón reconocería en automático los derechos de los trabajadores y comenzó a diluir esa fuerza violenta que se ejercía para lograr los objetivos, esto se transformó en diálogo, solo que cuando se dialoga y no se cumple se generan conflictos. Hoy tenemos ciertos rasgos de aquellas épocas porque ahora se ejerce la presión, porque las empresas demandan en tiempo definido el producto y las empresas presionan al trabajador para que lo haga olvidando muchas veces la atención del trabajador y los mandos medios le exigen al trabajador y se cometen violaciones al contrato, argumentando que hay necesidad de producción. Hoy estamos en esa posición, pero hay muchas herramientas que el sindicato está utilizando; creo que los sindicalistas actuales estamos siendo profesionales porque estamos aplicando la ley en la medida que se respete eso, la relación laboral lisa, transparente y no significa que solo porque el sindicato no grite y no haga manifestaciones de violencia que sea un sindicato blanco, hay normas de salud y de seguridad industrial, todos estamos expuestos a revisiones, tenemos que cumplir. Hay una ley, un pacto que es un contrato, cúmplelo, nada más.

¿Cómo lograr la confianza de los trabajadores?

Mire nosotros creemos que la única forma de lograr la confianza de los trabajadores va estar en permanente contacto con ellos, porque aun así la gente piensa que no se hacen las cosas, a pesar de que hay contacto sigue la otra parte, la transparencia en las cosas. Nosotros desde el 2014 para acá cada vez que haya una asamblea que se tenga que elegir una comisión revisora, les pedimos que vengan para capacitarlo, está en la ley tienen derecho y acceso hoy la fuerza laboral de ahora son gente preparada académicamente, secundaria, preparatoria y profesionistas trabajan como obreros en las empresas, tienen facilidad de conocimiento. No se oculta la información no hay el interés suficiente de que lo revisen. Todo mundo dice salarios denigrantes, utilidades denigrantes, ¿cuál es la escala de calificación?, nosotros nos jactamos de tener el mejor salario de la región, ensamblar veinte toneladas de acero en una hora es un trabajo pesado, tiene qué tener una retribución importante.

Sin duda alguna desde que Usted está en el sindicalismo a la fecha Monclova ha crecido mucho, tiene todavía un potencial de desarrollo más amplio ¿cómo visualiza el futuro del sindicalismo en la ciudad?

Monclova tiene un futuro sin duda, pero en otro tipo de industria. El mundo nos viene presionando a la parte electrónica, hoy en la mañana platicábamos sobre los temas de los trabajadores, los talleres de torno, hay muy pocos, los tornos son electrónicos y con computadora, operarios nuestros son ingenieros que manejan esos tornos, la capacitación la reciben en la universidad, no se va a desplazar la mano de obra, pero la industria que venga va a requerir mano de obra especializada.

¿Y por eso es necesario que la gente se prepare?

Sí es muy necesario que se prepare. Nosotros tenemos un contrato con una empresa que el director es muy visionario y en el transcurso que ha estado nos ha dicho que quieren trabajadores de primera los puso a estudiar hay una especie de universidad en su empresa, los trabajadores ponen su tiempo para validar los proceso que han hecho durante 15 años tengan un diploma que los certifica como elaborador de ese producto si el trabajador por algún motivo sale tiene su papelito que lo certifica como técnico. En el esquema de categorías de las empresas tradicionales los estamos cambiando el trabajador va a ganar lo que quiera en el tiempo que quera, tengo mi categoría de inicio de capacitación de adiestramiento, de entrega tenemos 3 o 4 niveles, en el nivel 1 hay tres áreas las puede cumplir en un mes, y en el siguiente subir en otro mes voy ganando el salario de la segunda categoría es esfuerzo del tarjador Hoy esa empresa es un plan piloto y que los 25 compañeros que están haciendo ese esfuerzo se encuentran muy felices. Las empresas tienen que renovarse tienen que entender que el sindicalismo sigue exigiendo el cumplimiento al pacto. La supervisión de los trabajadores, son facilitadores, tienen que ayudar al trabajador para que cumpla su cometido, no estarlo regañando, gritando y presionando para que haga su trabajo, es ahí donde entran los conflictos porque los patrones defienden a su trabajador y nosotros exigimos el respeto al trabajador, eso hacemos todos los días.

¿Qué mensaje puede enviar a sindicalizados de CTM y luego en sí a la sociedad?

Cuidemos nuestra ciudad, nuestra fuente de empleo, el trabajador debe entender que es su entorno su patrimonio es ese trabajo, ese empleo, esa empresa, tiene que cuidarla. A los empresarios que vean que la transformación de la relación laboral sindicato empresa ya está en marcha. Todas las reformas que se impulsaron en la administración anterior nunca perjudicaron a la administración anterior, hay normas de higiene y seguridad que privilegian al trabajador: hay una reforma a la NOM 25 de Seguridad Industrial que habla de los posibles daños sicológicos por maltrato, acoso y presión por realizar trabajos que pongan en riesgo su estabilidad mental. Lo importante es que las empresas cumplan con sus contratos y que los trabajadores confíen en quien los representan para cualquier situación que le aqueje.