En su cuenta de Twitter relata su reciente experiencia con la fama.

Después de que el mundo entero fuera testigo el viernes pasado de uno de los ataques de ransomware más grandes que han existido, el joven británico que logró encontrar el ‘kill switch’ para desactivar el virus ‘WannaCry‘ y evitar el secuestro de miles de cientos de miles de computadoras solo pide una cosa: Privacidad.

Si bien su accidental hallazgo lo ha colocado en el centro de atención para los medios británicos que se dedican al sector tecnológico, este tipo de atención le ha parecido innecesaria y se ha negado a revelar información personal, pero esto no detuvo a los periodistas.

Política actual: si se presentan en mi casa están tachados de la lista de potenciales medios de comunicación con los que voy a hacer una exclusiva.

A través de “investigaciones periodísticas” logramos saber que MalwareTech en realidad se llama Marcus Hutchins, de 22 años de edad, que trabaja para la compañía Kryptos Logic basada en Los Ángeles y que aún vive con sus padres.

Thankfully @kurtisebearUK and @MabbsSec got me a gift so I can sneak out of the house without journalists realising I’ve left. pic.twitter.com/aKpGmb6ZNL

— MalwareTech (@MalwareTechBlog) 16 de mayo de 2017

Gracias a @kurtisebearUK y @MabbsSec que me dieron un regalo para que pueda salir de mi casa sin que los periodistas se den cuenta.

Por medio de su cuenta en Twitter, Hutchins ha hecho público su disgusto por los reportes de su vida personal en los medios de comunicación, quienes también han publicado varios datos erróneos sobre él.

La plataforma HackerOne, que promueve las acciones éticas en línea, ha recompensado a Hutchins con una suma de 10 mil dólares, los cuales serán utilizados para hacer donativos a la caridad y promover la educación para aquellos que quieran aprender sobre seguridad informática pero no tengan los recursos para hacerlo.