Juan Antonio tiene “manos mágicas”: Toda una “tradición con color”

Pone de moda el bordado de pañuelos

La creación de manualidades en la familia de Juan Antonio es una herencia familiar.
PUBLICIDAD

MELCHOR MÚZQUIZ, COAH.- La mayoría de las veces los padres suelen heredar a sus hijos inmuebles, o joyas de la familia, en otras ocasiones es común mencionar “El estudio es tu única herencia, con los que te vas a defender en la vida”.
Sin embargo, en ocasiones el conocimiento empírico es lo que te forma como persona, ese que con la experiencia y la lucha del día a día vas adquiriendo, o bien, en otros casos ese que se transmite de generación en generación esas tradiciones a las que te apegas como tu mayor tesoro.

Esa es la situación de Juan Antonio Aguilar Segovia quien mencionó en exclusiva a LA VOZ que desde hace más de 15 años se dedica a la creación de manualidades a base del bordado, actual ganador de PACMyC en su edición 2018, el cual es un apoyo a las culturas municipales y comunitarias, al cual Juan Antonio fue uno de los afortunados ganadores con su proyecto “Tradición con Color”.

EL BORDADO: UNA TRADICIÓN FAMILIAR

Transmite su conocimiento a los demás.

El joven mejor conocido por los exóticos paños que transforma en maravillas artesanales, mencionó que desde muy pequeño empezó a tener gusto por el bordado “A toda mi familia le gusta hacer manualidades, tengo tías costureras, somos 5 hermanos en total y 2 de mis hermanas también hacen manualidades para fiestas y otras cosas, mi madre ahorita a sus 73 años borda las servilletas que se usan para las tortillas, en fin todos se dedican a esto.
“Yo desde niño fui aprendiendo cuando me pedía la familia ayuda para enhebrar la aguja, o colocar algunos adornos, poniendo esto aquí esto allá, y pues viendo, así fui aprendiendo”, comentó.

No se necesita lo más caro para lucir a la moda.

Los inicios de Juan Antonio, no sólo fueron auxiliando a su familia, posteriormente el empezó a crear sus obras, “Inicié con cuadros, los bordaba, los pegaba en triplay y después los encuadraba, también empecé a bordar los trajes de los matachines, y después hasta sacos para eventos especiales, que pedían que le incrustara algún bordado o coser algo y lo hacía, después empecé con trajes típicos, como los que usan las participantes a reinas”.

LA REVOLUCIÓN DE LOS PAÑUELOS
Aunque la vida de éste joven emprendedor, adherido a la tradición familiar, empezaba a cambiar, pues ya era conocido en el municipio, las personas empezaron a pedirle manualidades más personalizadas. Una cliente frecuente y quien haría que no sólo su vida cambiara, sino sus creaciones dieran un giro inesperado y un impacto a nivel regional fue Rocío Pader, quien siempre estará presente en la vida de Juan Antonio.
“Un día llegó Rocío Pader y me dice mira hazme un paño así y así, y yo le dije que no estaba seguro, pues nunca había hecho algo así, sé bordar muchas cosas, pero nunca lo había hecho en un pañuelo, pero ella me dice sí mira hazlo yo te guío tu sólo has lo que ya sabes”.

“Y así cogí un pañuelo y empecé a bordarlo, cuando quedó listo ella lo portó para un evento y desde ahí empezaron a pedirme que les hiciera pañuelos bordados, ahora hasta gente de Nueva Rosita y Sabinas, familiares de ella me piden que les haga, gente de Estados Unidos me los pide, en las cabalgatas cuando se acercan me empiezan a pedir, jamás pensé el gran impacto que iba a tener”.
Sin pensar que un simple pañuelo marcaría su trayectoria para siempre, empezó a marcar tendencia con ésta manualidad, pues cada vez más gente los pedía, incluso la alcaldesa Luisa Alejandra Santos Cadena no se quedó con las ganas de uno, Juan Antonio se lo obsequió y hoy vemos a la edil portándolo en las cabalgatas.

“TRADICIÓN CON COLOR”

Nadie se resiste al bordado.

Personas que conocen Juan Antonio comentan que él siempre había soñado con tener su taller, un lugar de trabajo completo, con máquinas de coser, hilo, agujas, lentejuela, chaquira, y todo aquello que llegara a necesitar.
En Múzquiz las tradiciones se han vuelto una prioridad, y fue así como en el año 2018 a oídos de Juan Antonio llegó la convocatoria de PACMyC, a la cual el accedió a ingresar; Se puso manos a la obra, y con la ayuda de terceros empezó a plasmar lo que sería su proyecto titulándolo “Pasión Con Color”.
Fue hasta este 2019 que a éste amante del bordado se le informó que había sido uno de los ganadores de PACMyC, pero para ello tendría que impartir algunas clases de manualidades, iniciando en la estancia del adulto mayor.

“Ellos ya hacían sus pañuelos, ahorita yo sólo les estoy enseñando algunas otras cosas, y algunos trucos que se pueden hacer para facilitar el trabajo. Es la primera vez que doy una clase así pero si me llegan hablar de alguna preparatoria o escuela con gusto iré y les compartiré mis conocimientos, no tengo ningún problema con hacerlo, alguien me los enseñó a mí y ahora yo puedo hacerlo con los demás”.
A Juan Antonio Aguilar lo podemos encontrar en el corredor artesanal dónde ha sido bien recibido por los asistentes, y los extranjeros han mostrado gran interés por su trabajo, también lo podemos localizar en su página de Facebook “Tradición Con Color Aguilar” dónde continuamente muestra sus trabajos.