Juez está a punto de perder su trabajo por tener sexo oral en su oficina

Thomas Estes afirma que la relación fue consensuada

La Corte Suprema de Massachusetts está a punto de decidir el futuro del juez Thomas Estes, quien ha admitido haber mantenido relaciones con una asistente social clínica, quien ahora lo acusa de haberla presionado para que le practicara sexo oral en sus oficinas.

El Juez Thomas Estes podría ser suspendido indefinidamente del sueldo y retirado del tribunal, pero legisladores tienen que decidir si le aplican dicho castigo. De condenarle, sería la primera vez en tres décadas que el Tribunal Supremo Judicial tome medias contra un juez por su mala conducta.

Según publica el Daily Mail a investigación comenzó cuando la asistente social clínica, que está casada y tiene dos hijos adolescentes, acusó a este juez de presionarla para que practicase sexo oral con él en sus oficinas y en su casa.

Más adelante, ante el tribunal reconoció los hechos a su manera. Admitió en esta declaración haber tenido una aventura con esta trabajadora que incluyó encuentros sexuales en la corte. Tammy Cagle, la trabajadora social clínica, llego a la corte un año después de que Estes.

Sin embargo, las versiones de ambos son contradictorias. Cagle acusa a Estes de presionarla para practicarle sexo oral y ser expulsada de la corte cuando ella se negó a continuar la relación.

Por su parte, el juez las acusaciones de Cagle y dice que fue ella quien inicio su primer encuentroy que a pesar de estar “atormentado” por la relación que mantenían, la asistente social clínica le presionó para continuar.

La Corte Suprema de Massachusetts decidirá que condena imponerle finalmente. Por su parte, la Comisión de Conducta Judicial está pidiendo que este magistrado sea suspendido indefinidamente sin pago para dar a los legisladores tiempo para tomar su decisión.

El caso se produce en medio del movimiento #MeToo que provocó un ajuste de cuentas nacional sobre la mala conducta sexual en el lugar de trabajo.