Juró que la amaba, y la mató

“Te dije amiga que no regresaras con él, te lo dije tantas veces”, pero ella era muy desobediente

PUBLICIDAD

Una joven madre de familia fue asesinada la mañana de ayer por el hombre que juró amarla y que incluso le pidió matrimonio. Al feminicida no le importó que estuviera presente su hijo de dos años; sin piedad la tomó de los cabellos y la ahogó metiéndole la cabeza en una tina con agua hasta que dejó de moverse.

“El Chema” le juró a Norma Alicia que la amaba y terminó matándola.

La víctima fue identificada como Norma Alicia Martínez Hernández de 23 años de edad, madre de cuatro hijos, quién vivía en la calle 46 de la colonia 21 de Marzo.
El presunto asesino es nada menos que su pareja, José María Bustamante Salazar alías “Chema”, padre del último de sus cuatro hijos, y con el que vivía en unión libre con la promesa de casarse muy pronto, pese a la vida de tormento que llevaba.

“Me dijeron que no eras para mí, justo a mí que soy desobediente”, publicó Norma Alicia hace apenas dos días en su cuenta de Facebook, haciendo referencia a su amor convertido en obsesión por “Chema”, quien ya antes la había golpeado, engañado y atormentado, según narran sus amigas.

El crimen ocurrió alrededor de las 5:30 de la mañana de este lunes, el conflicto lo detonó una serie de mensajes comprometedores que Norma Alicia encontró en el celular de José María, quien tenía una relación con otra mujer.
Los reclamos subieron de tono, no era la primera vez que peleaban hasta llegar a los golpes, pero esta vez José María decidió asesinarla sumergiéndole la cabeza en una tina de plástico donde almacenaban agua. De nada sirvió el llanto del niño de 2 años, hijo de ambos, que estaba presente en esa casa.

También te puede interesar: Muere en soledad

Al ver lo que había hecho, José María asustado le habló a su madre quien llegó a los pocos minutos, la mujer al percatarse del crimen, le pidió a su hijo que huyera, y ella hasta dos horas después reportó el asesinato al 911.

Norma Alicia era una madre soltera, tenía tres hijos de su anterior relación y un cuarto de tan solo dos años producto de su concubinato con José María. Trabajó en varias maquiladoras y estaba muy contenta por haber conseguido recientemente su plaza en Denso donde era operaria.

“LO VOY A MATAR, ASI COMO MATÓ A MI HIJA, LO VOY A MATAR”
La escena del crimen rápidamente se vio rodeada de policías, la cinta amarilla de la policía, no impidió el ingreso de la mamá de Norma Alicia que gritaba desconsolada: “Lo voy a matar, así como mató a mi hija, lo voy a matar”.

Otra nota:

Asesinan a joven madre de familia; iba a casarse