Kim Kardashian, la famosa empresaria estadounidense, no pudo ocultar su incomodidad e inconformidad dentro de su reality show “Keeping Up With The Kardashians”, donde, deliberadamente empezó una pelea con sus hermanas. Kim no se contuvo en reprochar a sus hermanas, en especial a Khloé Kardashian, quien viajó a Japón junto a Kourtney el pasado febrero.

Kim Kardashian dejó en claro que fue ella la primera de sus hermanas en ganarse el respeto de los diseñadores internacionales. Afirmó ser, también, la primera en crear imponentes modelos de atuendos que acaparan la atención por completo en diversos eventos.

En el programa se grabó la estadía de Khloé y Kourtney Kardashian en Japón donde Kim, afirma, estuvo al borde de la locura en más de una ocasión por culpa de sus hermanas. Khloé y Kourtney usaron un atuendo parecido a las “geishas” y usaron un maquillaje especial que combinaba con sus atuendos. Aparentemente nada perjudicial, pero Kim Kardashian no pensaba lo mismo.

“No puedo ni probar bocado en la cena porque estoy increíblemente disgustada con la ropa de mis hermanas, que no combina en lo absoluto con el mío”, explica Kim ante las cámaras del reality.

Luego de eso, la pelea empezó pues Kim no se detuvo a reprocharles y dejarles en claro a sus hermanas que no estaban logrando mantenerse a la altura. La empresaria expresó su principal preocupación, que era la opinión de sus millones de admiradores y la calificación que podrían darle a su esposo como creador de tendencias.

“Tengo que ser sincera con ustedes, chicas. Parecen unas payasas, y no estoy de broma”, explicó Kim a sus hermanas, completamente disgustada. “Esto no es un viaje de turistas ni estamos en Halloween, no pueden vestirse como una jo#$#! Geisha japonesa. Creo que tienen que centrarse porque sé que pueden hacerlo mejor”.

Luego se dirigió a Kourtney Kardashian a quien le dijo: “Pareces una maldita abuela, al cien por cien. No innovas, no haces nada especial. Sé que puedes hacerlo, pero más vale que te des prisa y evoluciones antes de que quedes en el olvido”. Kim Kardashian expresó su molestia públicamente pues considera que el desempeño de su hermana en el reality show es sumamente pobre.

Ambas hermanas quedaron completamente sorprendidas por el arrebato de su hermana.