La marca Adidas desveló este lunes el nuevo balón con el que se luchará por el título, que presenta el diseño tradicional de los últimos años pero con novedades.

Esta versión tiene “un diseño llamativo, inspirado en el techo del estadio, y un esquema de color azul y amarillo que hace referencia al color de los asientos del Estadio Nacional Olímpico de Kiev, donde tendrá lugar la final”, explicó la empresa germana.