Al término de las precampañas presidenciables, en Coahuila, los partidos políticos comienzan a analizar el escenario electoral para determinar el número de votos posibles durante la contienda de julio próximo.

Rigo Fuentes, dirigente estatal del Partido Revolucionario Institucional determinó en 500 mil votos, el techo electoral de sus candidatos a alcaldías y diputaciones locales, y prometió ir por el “carro completo”

Monclova, Saltillo, y Torreón, deberán aportar entre 40 mil y 42 mil votos, para asegurar un mínimo de 126 mil sufragios, en la elección a presidentes municipales.

En Morena, la cifra ideal es de 300 mil votos totales, en favor del candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador, en tanto que en Acción Nacional, se piden 400 mil sufragios como meta final.

 

El PRI tiene asegurada la principal alcaldía de la región Centro y en Saltillo con Manolo Jiménez, pero deberá esforzarse en Piedras Negras, Frontera, y Ramos Arizpe, para mantener la hegemonía.

Morena puede dar algunos sustos por el efecto pejista y el PAN seguramente pondrá especial atención en que Memo Anaya y Silvia Garza lleguen al senado y al Congreso de la Unión, aunque sea por la vía plurinominal.

Oigan, por cierto, si alguien se quedó con las ganas de ver un enfrentamiento entre el panista Memo Anaya y el priista Jericó Abramo Masso, en la pasada elección a gobernador, ahora se verán las caras, aunque en una contienda senatorial.
Hagan sus apuestas

Caras vemos..
El buen humor y la camaradería que presentan en público, los panistas Carlos Orta e Isidro López, solo son de dientes para afuera, pues en realidad se odian, con odio jarocho.

Carlos perdona, pero no olvida la manera humillante en que Isidro lo denostó y corrió de la dirección de Desarrollo Social, a pesar de que Orta lo llevó a la alcaldía sarapera.

Isidro tiene a la traición como moneda de cambio y condiciona su apoyo a Carlos, a cambio de varias regidurías y otros cargos municipales.
Ambos políticos, volando pican..

Money orden
En Monclova, el entonces candidato a presidente municipal, no paraba el día de la elección en recibir a coordinadores seccionales y responsables de campaña.

Al final del día, el ganador fue el panista Gerardo García, que con menos esfuerzo y dinero, pero más creatividad y suelo recorrido se impuso en la elección municipal.
Cuidadito, cuidadito..

Juntos de nuevo
El buen Héctor Reyes dejó la dirección de Comunicación Social en la que laboró durante la administración estatal anterior, para sumarse a la campaña de Jericó Abramo Masso, como candidato a la senaduría por el PRI.

Héctor fue director de Comunicación Social, cuando Jericó fungió como alcalde de Saltillo y desde entonces guardan una estrecha amistad, que ahora los une de nuevo.

Enhorabuena para ambos.