Fotografía: Internet

Lauren Elizabeth Cutshaw, de 32 años, detenida por conducir a exceso de velocidad y ebria, dijo a la Policía que no deberían arrestarla porque es “una chica blanca, limpia y de pura raza”, según una grabación difundida este jueves por AP. Los hechos sucedieron en la madrugada del pasado sábado en una carretera de la localidad estadounidense de Bluffton, en Carolina del Sur, al este del país.

Te puede interesar: Fin de semana lluvioso por Onda Tropical Número 27

Cutshaw, que afirmaba que su novio es policía, admitió ante los agentes de seguridad que había tomado un par de copas para celebrar su cumpleaños. Asimismo, hallaron marihuana en su vehículo. Actualmente la mujer se encuentra en prisión.