“La lucha libre es de familia”: El Guerrero Negro III

La pandemia ha vencido a todo el deporte, pero el Guerrero Negro III rememora sus casi 29 años como luchador sobre un cuadrilátero, formando parte de la dinastía Picazo.

El Guerrero Negro III.
PUBLICIDAD

La vida ha estado llena de sacrificios para el Guerrero Negro II, lesiones, temporadas sin subir al cuadrilátero por lesiones, alejarse de la familia y momentos importantes fue lo que vivió antes de la pandemia, ahora ha vivido al límite en una situación difícil que vive toda la población.
El sustento extra que podían llevar a casa no ha llegado desde la suspensión de las acciones deportivas, descendiente de una dinastía grande en el cuadrilátero, recuerda los momentos de grandes experiencias que ha vivido sobre un cuadrilátero.

No le importaría morir haciendo lo que más le gusta.

EL AMOR POR LA LUCHA LIBRE DEL GUERRERO III
Yo vengo de una descendencia de peleadores, mis hermanos dos grandes de México, Guerrero Negro I que en paz descanse y Guerrero Negro II, Héctor Picazo fueron quienes me impulsaron e hicieron que me formara como un luchador de nombre Guerrero Negro III.

UNA DINASTÍA RESPETADA
Somos grandes por la buena lucha libre sobre el cuadrilátero, somos Guerreros, mis hermanos a mi diferencia lograron andar por todo México, Japón y los Estados Unidos

LUGARES DONDE HA PISADO EL GUERRERO NEGRO III
Tuve la fortuna de viajar y demostrar mi calidad luchística en algunos estados de nuestra República, me presenté en Irapuato, Pachuca, Estado de México, Coatzacoalcos, Pachuca y más de la mitad de la nación, si menciono todos los lugares donde me he presentado no terminaría de mencionarlos.

Su hijo Estrella Maldad sigue sus pasos y aguanta los castigos de todo principiante.

LO MEJOR DE SU CARRERA
Lo mejor de mi carrera no ha terminado, el tener salud y estar sobre el ring eso para mí es lo mejor, no dejo de lado los triunfos ganados, actualmente soy campeón Welter del estado de Coahuila, las rivalidades que he vivido son lo que me han dejado mis experiencias, en contra de todos los luchadores.
Los más marcados fueron los hermanos pantano e Iviz Guajardo padre.

SUS HIJOS SIGUEN SUS PASOS
Siempre los estoy motivando, les digo que busquen y aprovechen todas las oportunidades que tengan, quiero que sobresalgan, se superen y sean grandes dentro de la lucha mexicana. “Finalmente quiero agradecer a los aficionados que me siguen en cualquier arena, por no dejar de asistir y apoyar a Guerrero Negro III, quiero que me sigan apoyando e impulsen al talento local, cuando llegue el momento de mi retiro quiero que todos asistan y me den la despedida, además les mando un abrazo a todos los que me apoyan.”

En cada presentación entrega alma, vida y corazón.