“La lucha libre me lo ha dado todo”: Demonio del Caribe

Su vida es estar en el cuadrilátero

No me retiro de la lucha libre, hasta que Dios me lleve de este mundo" demonio del caribe Luchador profesional

Demonio del Caribe es un luchador que cuenta con 18 años de trayectoria sobre los encordados, viendo desde infante las películas de El Santo, Blue Demon entre otros personajes le inspiraban a subir al cuadrilátero.
Su inicio dentro del pancracio, se dio cuando en un gimnasio a donde el asistía practicaban lucha libre, se acercó a la practica y ahí comenzó todo en su vida dentro de los encordados.
Originario de Monterrey Nuevo León, ha remado contra corriente para llegar a la mayor parte de las arenas en toda la República Mexicana.

¿Quiénes fueron tus maestros?

Soporta todo el castigo de los rivales.

Mis maestros dentro de la lucha libre fueron, el Pequeño Diamante, Pantro, Chucho Villa, Mongol Chino y en la actualidad sigo perfeccionando mi lucha libre con el maestro Arcángel en la Arena Coliseo.

¿Cómo fueron tus inicios?
Yo creo que fueron como los de cualquier otro luchador, peleé con todo y entrené muy duro para subir los escalones de mi carrera, para estar donde ahora estoy.

¿Con quién tuviste tus primeras rivalidades?

Castiga a los réferi que cometen injusticias.

El primer rival que tuve fue Mr. Águila con quien luché un mano a mano, donde gané hasta quedar sin aliento, después a él tuve rivalidad con el Tigre Universitario, donde finalizó todo peleando por el campeonato de la FILL.

¿Actualmente tienes una rivalidad con algún luchador?
Si, he tenido ya una prolongada rivalidad en contra del Androide, hemos tenido encuentros de mano a mano, en parejas, jaula, lucha extrema y seguimos peleando, tal vez esto finalice en un duelo de máscara contra máscara o apostando el campeonato que yo le gané al Androide.

¿Qué es lo mas complicado en tu carrera?
La verdad las lesiones, he tenido un sin fin de accidentes en mi carrera, una de ellas fue cuando me quebraron la nariz, después en una lucha extrema me hicieron una herida de 7 centímetros donde perdí demasiada sangre y estuve fuera del pancracio durante 3 meses.
Después en contra de Sangre Chicana Junior una patada en el estómago me provocó una infección muy fuerte, finalmente me rompí el brazo y ahora tengo unas placas especiales para poder seguir luchando.

Agradece a la vida por ser luchador.

¿Pensaste en el retiro después de las lesiones?
Estuve analizando mi situación, me pasó por la cabeza dejar de luchar, pero después de ver todo el trayecto que ya tenía recorrido, vi todo mi esfuerzo todo lo que invertí y decidí regresar, me preparó con todo y aquí estamos.

¿Cuáles han sido tus mayores logros en el pancracio?
El primero de ellos fue haber triunfado en un combate, después le gané la máscara al Nazi, también dejé sin máscara al AS Rojo y por último tener actualmente dos campeonatos en mi posesión uno de peso completo y el otro de la FILL.

¿Qué te motiva a seguir en la lucha libre?
Mi motor a seguir es mi padre, que en paz descanse yo se que desde lo más alto me sigue y me cuida.

¿Qué arenas has pisado?
Prácticamente he recorrido todo Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, además he pisado diferentes en toda la República Mexicana.

¿Qué le puedes decir a los jóvenes que quieren ser luchadores?
Les puedo decir que persigan su sueño, que entrenen a diario o el tiempo que tengan libre en la semana, que cuando empiecen a luchar no les importa si son inicialistas o estelares, todos los luchadores son bien importantes desde el que abre y cierran el cartel.

¿Has pensado en el retiro y te ves luchando sin máscara?
No he pensado en el retiro nunca, voy a subir al cuadrilátero hasta que Dios me lo permita, no me veo luchando sin mi máscara, yo creo que para cualquier enmascarado su tapa es su tesoro y una vez que ya no la tenga yo perdería todo y ahora si me retiraría.
“Finalmente a todos los aficionados, les agradezco que sigan apoyando la lucha libre que sin ustedes no soy nada, sigan asistiendo a las arenas ya que el luchador no es nada sin el aficionado”, así lo dijo Demonio del Caribe.