La porrista de la NFL que despidieron por foto en lencería

La cheerleader que acusa al fútbol americano de sexista

Bailar para el equipo de porristas de los New Orleans Saint, conocidas como la Saintsations, había sido el sueño de toda la vida para Bailey Davis.

Uno que acabó en pesadilla después de tres años de haberlo cumplido cuando fue despedida por un mensaje señalado de ser de “muy mal gusto” en su cuenta en Instagram.

Para ella se trata de una clara “discriminación de género” y por eso presentó una denuncia contra la Liga Profesional de Fútbol Americano de Estados Unidos, la NFL, por sus siglas en inglés.

La foto que Davis asegura motivó la decisión es una en la que ella aparece en lencería, algo que está prohibido según las reglas de la NFL.

“Esta carta es la confirmación de la finalización de tu empleo con los New Orleans Louisiana Saints con efecto de inmediato… debido al incumplimiento con las reglas y regulaciones de las Saintsations“, se lee en la carta que recibió David el pasado 23 de enero y a la que tuvo acceso Marianna Brady, corresponsal de la BBC en Washington.

 

La queja

 Criada en la localidad de Ellisville, Mississippi, Davis ha viajado desde que era pequeña los 240 kilómetros que lo separan de Nueva Orleans para apoyar a los Saints cada temporada.Durante 18 años su madre fue la coreógrafa del equipo de cheerleaders de los campeones del Super Bowl en 2010, al que se unió Davis hace tres años cumpliendo su gran objetivo de infancia.

Una carrera que se interrumpió bruscamente con apenas 22 años.

El manual de conducta de las porritas de New Orleans prohíbe que socialicen con los jugadores del equipo. (Getty Images)

El manual de empleo de los Saints especifica que “fotografías desnudas, semidesnudas o en lencería están estrictamente prohibidas y son razón de despido de inmediato”.

La norma, sin embargo, no afecta a los jugadores profesionales del equipo y sólo se aplica en el caso de la porristas que integran el Saintsation.

Eso hizo que Davis presentara un recurso por discriminación contra el equipo de la NFL ante la Comisión para la Igualdad de Oportunidades en el Empleo de los Estados Unidos (EEOC, por sus siglas en inglés).

Su abogada, Sara Blackwell, le dijo a la BBC que la política de empleo afecta injustamente a las mujeres.

Las Saintsations deberían ser tratadas como atletas, que es lo que son“, afirmó.

“Esto es claramente una caso de discriminación en base al género”.

Según Blackwell los jugadores pueden publicar fotos en ropa interior en sus cuentas de redes sociales, por lo que también debería ser permitido para las porristas.

¿Doble estándar?

Davis también está recurriendo el hecho de haber sido acusada de violar las reglas antifraternidad, que asegura fue otra de las causas de su despido.

La porrista contó que fue citada ante la oficina de recursos humanos del equipo por supuestamente haber asistido a una fiesta con los jugadores de los Saints, algo que está prohibido para todos los miembros del equipo de cheerleaders.

Ella niega haberlo hecho, pero tras publicar la foto en Instagram recibió un mensaje de su entrenadora lamentando su “falta de juicio”.

“Una total falta de criterio haber publicado un mensaje como eseespecialmente considerando nuestra reciente conversación sobre los rumores que andan circulando sobre ti”, se puede leer en el mensaje.

“Esto no ayudará a tu caso. Esperaba que supieras mejor”.

Si bien nadie de los New Orleans Saints aceptó hablar con la BBC, el representante legal del equipo, Gregory Rouchell, dijo en un comunicado publicado en el periódico estadounidenses Hattiesburg que “los New Orleans Saints es un empleador que ofrece igualdad de oportunidades y niega que la señorita Davies haya sido discriminada por ser una mujer”.

“Nos defenderemos de esas acusaciones cuando corresponda y la organización está segura que sus políticas y reglamento de trabajo superarán el escrutinio” al que están siendo sujeto.

Otras normas que aparecen en el estricto manual estipulan que las porristas no pueden aparecer con su uniforme de trabajo en internet. La prohibición desocializar con los jugadores llega al punto de que si uno de ellos entran en un restaurante o bar, se aconseja a las porristas a irse del lugar.

Baily está abogando para que las mujeres sean tratadas con igualdad. Esperamos que esto ayude a que otras mujeres puedan romper ese techo de cristal”, agregó la abogada de Davis.

No está claro si estas mismas reglas, o normas similares, se aplican en otros equipos de la NFL.