La vida después del beisbol profesional

Después de entregar todo al beisbol, el mismo deporte lo recompenso

El beisbol le ha apremiado y sigue trabajando como instructor en la organización de Acereros
PUBLICIDAD

El beisbol es el deporte de las mil y un jugadas dentro del diamante, es impredecible todo el tiempo, así como lo es para los jugadores que un día están en el terreno de juego o vestidor, pero con el paso del tiempo tienen que tomar una difícil decisión, tal es el caso de quien fue una estrella con Acereros de Monclova, donde vivió sus mejores años, Domingo Castro Acosta, también tuvo un paso por otros equipos de LMB, después de completar 1 año y medio fuera de los campos habla como ha sido su vida sin jugar beisbol profesional.

 

¿Cómo fue el cambio después de lo profesional?

No fue tan brusco porque sigo dentro del beisbol, además que sigo participando en algunas ligas de la Región, aunque son amateur o semi profesional sigo estando activo haciendo lo que más me gusta.

 

¿Cuándo llega la invitación para Acereros en ligas de desarrollo?

El contacto empezó con Sergio Attwell, Valentín Gámez y con Fredy Sandoval cuando aún era el psicólogo de la organización, ya después siguieron las pláticas hasta que fui invitado para ser parte de las ligas de desarrollo de Acereros.

 

¿Cómo se sintió Domingo de regresar a los Acereros?

Fue una gran notica, me siento muy contento y agradecido con la organización que participé en LMB durante mucho tiempo, con ellos se dio a conocer mi talento, no hay palabras para describir mi felicidad de pertenecer a Acereros y ahora ser instructor de nuestros prospectos.

 

¿La experiencia con los jóvenes como lo has vivido?

Es una experiencia maravillosa, se siente muy bien poder transmitirles lo que uno aprendió durante mucho tiempo de grandes peloteros de experiencia, en 20 años que tuve de carrera aprendí muchas cosas que ahora puedo pasarles a ellos, todos esos jóvenes que tenemos en la academia, son material de primera sé que todos ellos van a poder llegar a ser estrellas en este deporte.

 

¿Cómo viviste el campeonato de los jóvenes?

La sensación de un campeonato con los muchachos fue muy emocionante, empezamos como un proyecto para desarrollo, entrenábamos a diario con ellos, su entrega y dedicación con la ayuda de Matías Carrillo y el cuerpo técnico se convirtió en una realidad un campeonato para ellos y la organización.

 

¿Qué sintió Domingo ver campeón a Acereros en LMB?

Ver un campeón de nuestro equipo me llenó de mucho orgullo, saber que estuve en la organización como profesional, no se logró, pero siempre se peleó y cuando llegó el momento del triunfo, me llené de felicidad al igual que todos los aficionados, algo que quedará para toda la historia.

 

¿La situación no ha permitido el arranque del beisbol, pero como se sentían por el proyecto de Freseros de San Quintín?

Cuando nos dan la noticia que el equipo se iba como franquicia a San Quintín para la Liga Norte de México fue algo que no esperábamos, seguíamos trabajando duro y estábamos listos con los muchachos, con una mente preparada de que íbamos a comenzar a escalar peldaños, estábamos enfocados en que este sería un gran paso para sus carreras, tenemos Fe en que termine la pandemia y pronto regresemos a los campos.

“Finalmente quiero agradecer a la organización de Acereros por pertenecer a este proyecto, a toda la gente que me apoyó durante mi carrera profesional, soy una persona muy agradecida, en este camino hay gente que ha estado pendiente de lo que estamos realizando, a los aficionados de Monclova que cuando yo me fui y venía a jugar como visitante siempre me trató con mucho respeto, vamos a seguir trabajando duro y a seguir cumpliendo objetivos”.