POR: MANUEL E. DURÁN FLORES

En pleno mes de Hallowen

BROMA MACABRA.

Aunque muchos hubieran deseado que la noticia hubiera sido una broma muy mala, lamentamos decir que NO, que el PRI Coahuila sigue como los cangrejos, caminando de reversa y eligió, aunque por estatuto a otros del Clan Moreira, Álvaro asumirá la dirigencia estatal tras la renuncia de Rigo Fuentes, quien se va con más pena que gloria.
Como sí el voto de castigo que el PRI recibió con más fuerza que nunca en esta entidad, por las razones y pasado que todos ya sabemos por qué, hoy se siguen apoyando este tipo de nombramientos que sin duda traerá más mentadas y no de menta que aquellas que se han recibidos en los últimos 12 fatídicos años.
Y aunque muchos aseguran que por prelación la llegada de Álvaro Moreira será solo de 6 meses, en los cuales el consejo Estatal del PRI decidirá quién será el próximo presidente del CDE, ya hay quienes piden que mejor hubieran sido tan solo 60 minutos al frente del otro ex partidazo.
Álvaro Moreira Valdés, quien junto a Adrián Herrera López, asumieron  la presidencia y la secretaría general, respectivamente, del Comité Directivo Estatal del PRI en Coahuila.
Ayer se separaron del cargo de manera provisional de Presidente del Comité Directivo Estatal priista  Rodrigo Fuentes Ávila y como Secretaria General Martha Loera Arámbula; cargo que les confirió el Comité Ejecutivo Nacional del PRI en enero de 2018.

Funcionario policíaco con cola más larga que carretera 57.

MÁS LARGO QUE LA CARRETERA 57, DE IDA Y VUELTA.

Bastante confianza o mejor dicho, complicidad tal vez, el que cobra como alcalde de Monclova está sosteniendo a Carlos “el perro” Herrera Pinales como sub director de seguridad publica en Monclova, aún y cuando pesan sobre él fuertes denuncias por haber hecho mal uso de los recursos del Fortaseg, antes llamado Subsemun.
Déjeme le cuento, estimado y fino lector, que durante la administración panista pasada que presidia Gerardo García Castillo, se ordenó la compra de chalecos antibalas con esos recursos etiquetados, lo cual se hizo, pero resultó que se compraron una marca que a la postre resultó ser “marca patito” pues traían una marca que se descubrío, estaba pirateada.
En la denuncia del dueño de la marca que fue pirateada, llamaron hasta el edil de Monclova, quien declaró al igual que el general Victorino Reséndiz que las gestiones para la compra de esos chalecos patos fue obra nada más y nada menos que del hoy flamante ex director.
Me comentan que los chalecos, aunque de buena calidad y especificaciones legales adecuadas, pues reunían todos los garantes de seguridad policíaca y se buscó un proveedor de malas costumbres que usaba la marca de otros chalecos y cuando los dueños de la marca dieron cuenta del ilícito demandaron al Ayuntamiento saliendo a relucir que quién estaba más que involucrado en la “compra” era nada más y nada menos que el mentado “perro” Herrera, quien dicen juran y perjuran se llevó unos bueno billetes en dicho movimiento.

Mandó correr alcalde a quién ambientaba su campaña.

CON PATADA “ALLÁ” LES PAGA APOYO EN CAMPAÑA.

De memoria muy corta e incumplidor, resultó ser el que cobra como alcalde quien cada vez saca más el cobre ante quienes lo apoyaron a re elegirse, pues lejos de apoyar a quienes se partieron el lomo para que ganara sin pudor, alguno les está pegando una patada en el trasero para beneficiar a sus amigos, dejando tirados compromisos y promesas.
Déjeme le cuento que la barredora en la Presidencia Municipal sigue a todo lo que da, el día de ayer le dieron avionazo a un grupo de empleados que déjeme le cuento, fueron en grupo los que andaban dando animo con su música a la campaña del hoy infumable Alfredo Paredes, quien les había prometido conservarlos en sus puestos y hasta aumentarles el sueldo, lo cual motivaba y animaba a los ilusos participantes, pues hoy solo con coraje ven que ya fueron despedidos de sus fuentes de empleo.
Ayer fueron poco más de 50 empleados quienes fueron notificados de sus bajas, los cuales se suman a los poco más de 200 hoy ex empleados que han sido despedidos de forma arbitraria pero sobre todo, abandonados ellos y sus familias a su suerte, y créamelo todos ellos habían recibido la promesa de mejores condiciones laborales, ¡¡¡qué vergüenza!!!

* Los comentarios vertidos en ésta columna son responsabilidad exclusiva de quien la escribe.