Las nuevas medidas de la Liga MX contra el covid-19

El presidente ejecutivo Mikel Arriola dio a conocer los renovados protocolos del certamen en una entrevista para Imagen Multicast

Mikel Arriola dio a conocer los nuevos protocolos de la Liga MX. (Twitter: @LigaBBVAMX)
PUBLICIDAD

La combinación de pruebas PCR y de antígeno, para detectar el covid-19, es la apuesta “segura y efectiva” para frenar contagios entre futbolistas de la Liga BBVA MX, afirmó su presidente ejecutivo, Mikel Arriola, al reconocer que el sector, no se ha salvado de la aceleración de la pandemia de coronavirus en México.

Tras el brote de contagios en Rayados (19), y se anunció que las pruebas de covid-19 serán ahora cada 10 días en la Liga MX, en lugar de cada 15 días, y además de las pruebas PCR, vamos a reforzar con pruebas de antígeno, “sobre todo para reducir los espacios de espera entre prueba y prueba”, e incrementar la capacidad de ver cómo está la situación en cada equipo.

Es lo que está haciendo la NFL en Estados Unidos con muy buenos resultados”, manifestó Arriola.

Y enfatizó que, para cortar la línea de transmisión del virus, lo primordial es detectar a los asintomáticos. Y esto se logra “aplicando pruebas”, una de las tres medidas que determinó la Liga BBVA MX, destacó en entrevista con Pascal Beltrán del Río para Imagen Multicast, el también exdirector general del IMSS, en la administración de Enrique Peña Nieto.

Las pruebas son el único instrumento, más los protocolos, con los que cuenta el hombre para controlar, un virus que se esconde, que no se expresa, y que se transporta por asintomáticos, ese es el problema mayor de coronavirus”, afirmó, al advertir que “las poblaciones futbolísticas, son de gente joven, sana, muchos asintomáticos, y ahí es donde vamos a tener más pruebas”, comentó.

Otra prueba que servirá mucho es la de anticuerpos, que “ayuda a reducir los universos para hacer pruebas, y el que tiene anticuerpos, ya no contagia y ya no se contagia”.

La tercera medida que aplicará la Liga MX, dijo Arriola Peñaloza, “desde el momento en que se detecte un sintomático, se le tienen que hacer una prueba; se aíslan los contactos, y cerramos la brecha de contagio, con todos los elementos que tenemos”.

Aunque, señaló que el futbol, como muchas industrias, ha tenido muchas adaptaciones derivado del covid-19; “la primera fue el año pasado, cuando se tuvo que suspender el torneo el primer semestre”.

Después se retomó la actividad, “con un protocolo basado en pruebas”, y de junio del 2020 a la fecha, se han aplicado 25 mil pruebas a futbolistas y personal técnico, lo que ha permitido garantizar el funcionamiento y la operación del torneo. Fueron 500 partidos los que se jugaron el año pasado, la mayoría a puerta cerrada.

Pero, “ayer el gobierno anuncia dos récords, tanto en número de contagios, de un día para otro, como en número de fallecimientos, desgraciadamente.  Y eso sin duda, en las primeras semanas de enero, ha tenido una correlación en los contagios con los equipos”, afirmó.

Para evitar que algún jugador, que pudiera estar contagiado, esté en contacto con otras personas, se recomendó a los directivos de los planteles, “que cada jugador debe tener un termómetro y un oxímetro, para medir sus niveles. Usar cubrebocas en espacios públicos. que en el lugar de trabajo se cuide la sana distancia, y cubrebocas cuando no estén en entrenamiento”, sentenció.