Le corta garganta a su mujer

La víctima salió corriendo detrás de su verdugo.

PUBLICIDAD

Una mujer estuvo a punto de morir degollada a manos de su pareja, quien la hirió al enfrascarse en una acalorada discusión al interior de una vivienda del Sector El Pueblo, para posteriormente salir huyendo, antes de la llegada de las autoridades.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 23:00 horas de ayer cuando los elementos de reacción de la Agencia de Investigación Criminal rondaban dicho sector, como medida de vigilancia, siendo alertados por un caso de violencia familiar que se registraba al interior de un domicilio de la calle Navarrete esquina con Manuel Acuña, número 1404, de la colonia El Pueblo.

Una vez en el lugar, los efectivos de la AIC, se entrevistaron con vecinos, quienes aseguraron que la pareja después de haber discutido había salido de su vivienda con rumbo desconocido.

En el lugar se dio a conocer que la afectada, identificada como Mayra “N”, se encontraba discutiendo con su pareja en el domicilio y que en un momento dado, el tipo sacó un arma blanca con la que le cortó el cuello a la fémina.

Según versiones de los testigos, el victimario salió de la vivienda, acompañado de un pariente, y minutos más tarde, vieron salir a la víctima con rumbo a la calle Cuauhtémoc, donde la perdieron de vista.

Con una herida en el cuello producida por arma blanca fue como resultó una mujer durante una discusión con su pareja, para luego salir huyendo del lugar.

Al lugar arribaron los paramédicos de Cruz Roja y oficiales de la Policía Municipal, pero no lograron ubicar a la víctima, ni a su verdugo, mismo que se presume responde al nombre de Elder Gutiérrez Rodríguez, esposo de Mayra ‘N’.

Testigos indicaron que el agresor, al momento de su escape, vestía de short camuflajeado, tenis en color negro, sudadera azul, e iba acompañado de su primo, quien usaba una sudadera de color rojo y camisa azul de trabajo.

Cabe señalar que la mujer afectada no recibió la atención médica, ni se logró detener al sujeto que presuntamente la hirió.