Le hacía creer que en un futuro vivirían juntos.
Autoridades de Vizcaya, una provincia española, condenaron a una trabajadora de línea erótica a 18 meses en prisión por estafar con 30 mil euros (600 mil pesos) a un hombre que se enamoró de ella a través de su voz.

Además de estar tras las rejas, deberá indemnizar a la víctima con 29 mil euros (580 mil pesos) más intereses. De acuerdo con la policía, el varón padece alguna discapacidad de la que la fémina sacó ventaja.

De esta forma, lo convenció para que en varias ocasiones le depositara grandes cantidades de dinero, argumentando que pese a que también laboraba en una farmacia, tenía dificultades económicas, pero si la ayudaba “en un futuro harían vida juntos”.

Con información de ABC.